Inicio
Acerca de nosotros
FORO AESESAS
Investigación.
ACTIVIDADES
ARTÍCULOS
Tutoriales
ESPECTROS Base Datos
BIBLIOTECA
Software
ESPECTRÓGRAFOS
NOTICIAS
BLOGS AESESAS
Enlaces interesantes
Contacto


 

Las fauces de la bestia

28 de Enero de 2015

Como la boca abierta de una gigantesca criatura celeste, el glóbulo cometario CG4 refulge amenazante en esta nueva imagen del VLT (Very Large Telescope) de ESO. Aunque en la fotografía parece grande y brillante, en realidad se trata de una nebulosa débil, lo cual dificulta su localización por parte de los astrónomos aficionados. La naturaleza exacta de CG4 sigue siendo un misterio.

En 1976, varios objetos alargados parecidos a cometas, fueron descubiertos en fotografías tomadas desde Australia con el telescopio británico UK Schmidt Telescope. Debido a su aspecto, fueron denominados glóbulos cometarios, aunque no tienen nada en común con los cometas. Todos fueron localizados en una enorme mancha de gas brillante llamada nebulosa Gum. Tenían cabezas densas, oscuras y polvorientas y colas largas y débiles que, generalmente, apuntaban hacia el remanente de la supernova de Vela, situado en el centro de la nebulosa Gum. Aunque estos objetos están relativamente cerca, a los astrónomos les llevó mucho tiempo encontrarlos, ya que su resplandor es muy débil y, por lo tanto, son difíciles de detectar.

El objeto que se muestra en esta nueva imagen, CG4, que a veces también se conoce como “la mano de Dios”, es uno de estos glóbulos cometarios. Se encuentra a unos 1.300 años luz de la Tierra, en la constelación de Puppis (la popa).

La cabeza de CG4, que es la parte visible en esta imagen y se asemeja a la cabeza de una gigantesca bestia, tiene un diámetro de 1,5 años luz. La cola del glóbulo — que se extiende hacia abajo y no es visible en la imagen — tiene ocho años luz de largo. Para estándares astronómicos, es una nube pequeña.

El tamaño relativamente pequeño es una característica general de los glóbulos cometarios. Todos los glóbulos cometarios encontrados hasta ahora son nubes aisladas, relativamente pequeñas, de gas neutro y polvo, situados dentro de la Vía Láctea y rodeados por material caliente ionizado.

La parte de la cabeza de CG4 es una espesa nube de gas y polvo, visible porque está iluminada por la luz de estrellas cercanas. La radiación emitida por estas estrellas está destruyendo, de forma gradual, la cabeza del glóbulo y lanzando lejos las minúsculas partículas que dispersan la luz de las estrellas. Sin embargo, la nube polvorienta de CG4 todavía contiene suficiente gas como para fabricar varias estrellas del tamaño de nuestro Sol y, de hecho, CG4 está formando nuevas estrellas, un hecho tal vez desencadenado por la radiación de las estrellas que alimentan la nebulosa Gum.

El motivo por el que CG4 y otros glóbulos cometarios tienen una forma distinta sigue siendo un tema de debate entre los astrónomos y se han desarrollado dos teorías. Los glóbulos cometarios (y, por tanto, también CG4) pudieron ser, en su origen, nebulosas esféricas cuya formación fue interrumpida, adquiriendo su nueva e inusual forma debido a los efectos de una explosión de supernova cercana. Otros astrónomos sugieren que los glóbulos cometarios adquieren esa forma debido a los vientos estelares y a la radiación ionizante proveniente de las calientes estrellas masivas de tipo OB. Estos efectos podrían, primero, generar las extrañas formaciones (apropiadamente bautizadas como trompas de elefante) y, posteriormente, los glóbulos cometarios.

Para saber más, los astrónomos necesitan averiguar la masa, densidad, temperatura y velocidades del material que se encuentra en los glóbulos. Esto puede determinarse midiendo las líneas espectrales moleculares, más fácilmente detectables en longitudes de onda milimétricas — las longitudes de onda en las que operan telescopios como ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array).

Esta imagen proviene del programa Joyas cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

 

 

 

 

 

Nuevos telescopios para “cazar” exoplanetas en Paranal

Primera luz del conjunto NGTS

14 de Enero de 2015

 

El conjunto NGTS (Next-Generation Transit Survey, la nueva generación en el sondeo de tránsitos) ha llevado a cabo su primera luz en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile. Este proyecto buscará exoplanetas en tránsito, planetas que pasan frente a su estrella anfitriona y, por lo tanto, producen un ligero oscurecimiento en la luz de la estrella que puede ser detectada por instrumentos sensibles. Los telescopios se centrarán en descubrir planetas del tamaño de Neptuno y más pequeños, con diámetros de entre dos y ocho veces el de la Tierra.

El conjunto NGTS (Next-Generation Transit Survey, la nueva generación en el sondeo de tránsitos) es un sistema de observación de amplio campo formado por un conjunto de doce telescopios, cada uno con una abertura de 20 centímetros [1]. Esta nueva instalación, construida por un consorcio formado por el Reino Unido, Suiza y Alemania, se encuentra en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, por lo que disfruta de unas impresionantes condiciones de observación y se beneficia de las excelentes instalaciones de soporte disponibles en el lugar.

"Necesitábamos un sitio donde hubiese muchas noches claras y el aire fuese limpio y seco para poder hacer abundantes mediciones muy precisas y muy a menudo. Sin duda, Paranal fue la mejor opción”, afirma Don Pollacco, de la Universidad de Warwick (Reino Unido), uno de los responsables del proyecto NGTS.

NGTS está diseñado para funcionar en modo robótico y supervisará, de manera continuada, el brillo de cientos de miles de estrellas relativamente brillantes en los cielos del sur. Se dedicará a la búsqueda de exoplanetas en tránsito y alcanzará un nivel de precisión en la medición del brillo de las estrellas (una parte entre mil) que nunca antes se había logrado con un instrumento de sondeo de amplio campo basado en tierra [2].

Esta gran precisión en la medición del brillo en amplio campo es técnicamente exigente, pero todas las tecnologías clave necesarias para NGTS han sido probadas mediante un prototipo más pequeño que operó en La Palma (Islas Canarias) durante 2009 y 2010. NGTS también se basa en el éxito del experimento SuperWASP, que hasta ahora lidera la detección de grandes planetas gaseosos.

Los descubrimientos de NGTS se estudiarán también con otros telescopios de mayor tamaño, incluyendo el VLT (Very Large Telescope) de ESO. Uno de los objetivos es encontrar planetas pequeños lo suficientemente brillantes como para medir la masa planetaria. Esto permitirá deducir las densidades planetarias, lo cual, a su vez, proporciona pistas sobre la composición de los planetas. También será posible investigar las atmósferas de los exoplanetas mientras están en tránsito. Durante el tránsito, parte de la luz de la estrella pasa a través de la atmósfera del planeta (de tenerla), y deja una firma pequeña, pero detectable. Hasta ahora se han hecho sólo unas pocas observaciones de este tipo, pero NGTS proporcionará muchos más objetivos potenciales.

Este es el primer proyecto de telescopio que ESO alberga en Paranal sin ser responsable de su operación. Ya existen varios proyectos de telescopio operando bajo condiciones análogas en el Observatorio La Silla, más antiguo. Los datos de NGTS se guardarán en el sistema de archivo de ESO y estarán disponibles para los astrónomos de todo el mundo durante las próximas décadas.

Peter Wheatley, uno de los responsables del proyecto NGTS, de la Universidad de Warwick, concluye: "Estamos deseosos de  comenzar nuestra búsqueda de pequeños planetas alrededor de estrellas cercanas. Los descubrimientos de NGTS y las observaciones posteriores con telescopios terrestres y espaciales, serán pasos importantes en nuestra búsqueda para estudiar la atmósfera y la composición de pequeños planetas como la Tierra".

El consorcio NGTS está compuesto por la Universidad de Warwick (Reino Unido); la Queen’s University de Belfast (Reino Unido); la Universidad de Leicester (Reino Unido); la Universidad de Cambridge (Reino Unido); la Universidad de Ginebra (Suiza); y el DLR (centro aeroespacial alemán) de Berlín (Alemania).

Notas

[1] Los telescopios NGTS son versiones modificadas de pequeños telescopios comerciales de alta calidad fabricados porAstro Systeme Austria (ASA). Las cámaras de NGTS son cámaras ikon-L modificadas  por Andor Technology Ltd (http://www.andor.com), construidas a partir de CCD DD sensibles al rojo por e2v (http://www.e2v.com).

[2] La misión Kepler de la NASA tiene una mayor precisión en la medición de brillo estelar, pero sondea una región del cielo más pequeña que la que estudiará NGTS. La amplia búsqueda de NGTS encontrará ejemplos de exoplanetas pequeños más brillantes, más adecuados para su estudio en detalle.

1 de Octubre de 2014

El instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, ha tomado esta hermosa imagen de uno de los cúmulos abiertos más rico en estrellas: salpicado de estrellas azules, Messier 11 también es conocido como NGC 6705 o como el Cúmulo del Pato Salvaje.

Messier 11 es un cúmulo abierto (a veces denominado cúmulo galáctico), situado a unos 6.000 años luz de distancia, en la constelación de Scutum (el escudo). El primero en descubrirlo fue el astrónomo alemán Gottfried Kirch en 1681, desde el Observatorio de Berlín, y tan solo se distinguía una mancha borrosa a través del telescopio. Fue necesario esperar hasta 1733 para que el reverendo William Derham, desde Inglaterra, lograra resolver la burbuja, distinguiendo al fin sus estrellas individuales. En 1764 Charles Messier lo añadió a su famoso catálogo.

Messier era un cazador de cometas, y el catálogo nació debido a su frustración al observar constantemente objetos fijos y difusos que parecían cometas (por ejemplo, objetos que ahora sabemos que son cúmulos, nebulosas y galaxias). Quería un registro con el fin de evitar observarlos accidentalmente de nuevo, confundiéndolos con posibles nuevos cometas. Este particular cúmulo estelar fue anotado como el undécimo objeto,  de ahí el nombre de Messier 11.

Los cúmulos abiertos suelen encontrarse en los brazos de las galaxias espirales o en las regiones más densas de galaxias irregulares, donde la formación de estrellas es aún activa. Messier 11, que alberga a cerca de 3.000 estrellas, es uno de los cúmulos abiertos más compacto y más rico en estrellas, con un tamaño de casi 20 años luz. Los cúmulos abiertos son diferentes a los cúmulos globulares, que tienden a ser muy densos, estrechamente unidos por la gravedad, y contienen cientos de miles de estrellas muy antiguas, algunas de las cuales son casi tan antiguas como el universo mismo.

Estudiar cúmulos abiertos es una de las mejores formas de poner a prueba teorías sobre evolución estelar, ya que las estrellas se forman a partir de la misma nube inicial de gas y polvo y, por tanto, son muy parecidas unas a otras (todas tienen aproximadamente la misma edad, la misma composición química, y se encuentran a la misma distancia de la Tierra). Sin embargo, cada estrella del cúmulo tiene una masa diferente, con las estrellas más masivas evolucionando mucho más rápidamente que sus compañeras de masas inferiores, dado que gastan todo su hidrógeno mucho antes.

De esta manera, se pueden hacer comparaciones directas entre las diferentes etapas evolutivas dentro del mismo cúmulo: por ejemplo, ¿evoluciona una estrella de 10 millones de años con la misma masa que el Sol de una manera diferente a otra estrella que tiene la misma edad, pero la mitad de su masa? En este sentido, los cúmulos abiertos son la cosa más parecida a “condiciones de laboratorio” de la que disponen los astrónomos.

Dado que las estrellas del interior de los cúmulos abiertos están muy ligadas las unas a las otras, son muy susceptibles de ser expulsadas del grupo principal debido al efecto que provoca la gravedad de objetos celestes vecinos. NGC 6705 ya tiene, al menos, 250 millones años, así que, en unos pocos millones de años más, es probable que esta formación del Pato Salvaje se disperse y el cúmulo se rompa y acabe fusionándose en sus alrededores.

Esta imagen fue tomada por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en el norte de Chile.

Notas

[1] El alternativo y evocador nombre dado a NGC 6705, el Cúmulo del Pato Salvaje, surgió en el siglo XIX. Cuando el cúmulo fue visto a través de un pequeño telescopio, se observó que las estrellas más brillantes formaban un patrón de triángulo abierto en el cielo que se asemejaba a los patos volando en formación.

 

 

 

ExpoastronómicaEXPOASTRONÓMICA

EXPOASTRONÓMICA 2014

Los días  13 y 14  de septiembre,   Yebes   se convertirá en el epicentro de la astronomía y una cita obligada para los aficionados a esta ciencia.

 

EXPOASTRONÓMICA 2014 es la primera feria temática de nuestro país dedicada al conocimiento y divulgación de los astros y planetas que pueblan el Universo conocido.

 

 Más de 2.000 metros cuadrados de superficie para que los profesionales del sector expongan los últimos avances tecnológicos del mercado y muestren al público en general las novedades en equipamientos y materiales.

 

 

 EXPOASTRONÓMICA 2014 también es una oportunidad inmejorable para que las entidades públicas y privadas den a conocer sus actividades en  pro de la divulgación científica  y  promocionen las instalaciones didácticas que gestionan,   relacionadas con el apasionante  mundo  de  la astronomía.

 

http://expoastronomica.aytoyebes.es/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Espectacular paisaje de formación estelar

20 de Agosto de 2014

 

Esta imagen, captada por el Wide Field Imager (WFI) emplazado en el Observatorio La Silla de ESO en Chile, muestra dos regiones de intensa formación estelar en la zona sur de la Vía Láctea. La primera, a la izquierda de la fotografía, se encuentra dominada por el cúmulo estelar NGC 3603, situado a 20.000 años luz de distancia, en el brazo espiral de Carina-Sagitario en nuestra galaxia, la Vía Láctea. El segundo objeto, a la derecha, es una acumulación de nubes de gas resplandeciente conocido como NGC 3576, ubicado a tan sólo la mitad de distancia de la Tierra.

El NGC 3603 es un cúmulo estelar extremadamente brillante, conocido por tener la mayor concentración de estrellas masivas descubiertas hasta ahora en nuestra galaxia. En la parte central se puede observar un sistema estelar múltiple Wolf–Rayet, conocido como HD 97950. Las estrellas Wolf-Rayet se encuentran en una avanzada fase de evolución estelar, con dimensiones que comienzan en unas 20 veces la masa del Sol. Sin embargo, a pesar de su gran magnitud, las estrellas Wolf–Rayet se desprenden de una cantidad considerable de su materia, debido a la acción de intensos vientos estelares que expulsan el material de su superficie hacia el espacio a siete millones de kilómetros por hora, una pérdida de peso de proporciones cósmicas.

El NGC 3603 se localiza en una zona de formación estelar muy activa. Las estrellas nacen en regiones oscuras y polvorientas del espacio, en su mayoría fuera del alcance de la vista. Pero a medida que las jóvenes estrellas comienzan gradualmente a brillar y logran disipar las capas de material que las rodea, se hacen visibles y crean nubes con un intenso resplandor en la materia circundante conocidas como regiones HII. Las regiones HII se iluminan debido a la interacción de la radiación ultravioleta emitida por las jóvenes y brillantes estrellas, las que se encuentran a altas temperaturas, con las nubes de gas de hidrógeno. Estas regiones pueden medir varios cientos de años-luz de diámetro, y la que rodea al NGC 3603 se distingue por ser la más masiva en nuestra galaxia.

El cúmulo fue observado por primera vez por John Herschel, el 14 de marzo de 1834, durante su expedición de tres años dedicada al estudio sistemático de los cielos australes cercanos a Ciudad del Cabo. El mismo lo describió como un objeto notable y pensó que podría haberse tratado de un cúmulo globular. Estudios posteriores mostraron que no era un antiguo sistema globular, sino un  joven cúmulo abierto, uno de los más abundantes conocidos a la fecha.

El NGC 3576, a la derecha de la imagen, también se sitúa en el brazo espiral de Carina-Sagitario de la Vía Láctea. Pero se encuentra sólo a unos 9.000 años luz de la Tierra (mucho más cerca que el NGC 3603, sin embargo, se pueden apreciar uno al lado del otro en el cielo).

El NGC 3576 se destaca por la presencia de dos grandes objetos curvos que se asemejan a los ensortijados cuernos de un carnero. Estos extraños filamentos son el resultado de los vientos estelares provenientes de las calientes y jóvenes estrellas en las regiones centrales de la nebulosa, que han arrastrado el polvo y el gas hacia el exterior a lo largo de un centenar de años-luz. Dos oscuras siluetas conocidas como glóbulos de Bok también se pueden apreciar en este vasto complejo de nebulosas. Estas nubes negras cercanas a la parte superior de la nebulosa ofrecen además sitios potenciales para la futura formación de nuevas estrellas.

El NGC 3576 también fue descubierto por John Herschel en 1834, haciendo de este un año particularmente productivo y visualmente gratificante para el astrónomo inglés.

Workshop Marrakech 2014

ALMA encuentra una estrella doble con extraños y salvajes discos protoplanetarios

30 de Julio de 2014

 

Utilizando el conjunto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) un equipo de astrónomos ha descubierto una impresionante pareja de discos de gas con formación de planetas violentamente desalineados rodeando a las dos estrellas que forman el sistema binario HK Tauri. Estas nuevas observaciones de ALMA proporcionan la imagen más clara obtenida hasta ahora de discos protoplanetarios en una estrella doble. El nuevo resultado también ayuda a explicar por qué tantos exoplanetas — a diferencia de los planetas del Sistema Solar — acaban teniendo órbitas extrañas, excéntricas o inclinadas. Los resultados aparecerán en la revista Nature el 31 de julio de 2014.

A diferencia de nuestro solitario Sol, la mayor parte de las estrellas se forman en pares binarios — dos estrellas que se encuentran en órbita una alrededor de la otra. Las estrellas binarias son muy comunes, pero plantean una serie de preguntas, incluyendo cómo y dónde se forman los planetas en estos entornos tan complejos.

"Ahora ALMA nos ha dado la mejor imagen de un sistema de estrellas binarias con discos protoplanetarios — ¡y nos encontramos con que los discos están desalineados mutuamente!", afirma Eric Jensen, un astrónomo del Swarthmore College (Pensilvania, Estados Unidos).

Las dos estrellas del sistema HK Tauri, que se encuentra a 450 años luz de la Tierra, en la constelación de Tauro (el Toro), tienen menos de 5 millones años y están separadas por unos 58 mil millones de kilómetros — 13 veces la distancia de Neptuno al Sol.

La estrella más débil, HK Tauri B, está rodeada por un disco protoplanetario que vemos de canto y que bloquea la luz estelar. Dado que se suprime el fulgor de la estrella, los astrónomos pueden observar fácilmente el disco mediante la observación en luz visible, o en longitudes de onda del infrarrojo cercano.

La estrella compañera, HK Tauri A, también tiene un disco, pero en este caso no bloquea la luz de la estrella. Como resultado, el disco no puede verse en luz visible porque su débil resplandor está inundado por el deslumbrante brillo de la estrella. Pero brilla resplandeciente en longitudes de onda milimétricas, que ALMA puede detectar fácilmente.

Usando ALMA, el equipo no sólo fue capaz de ver el disco alrededor de HK Tauri A, sino que también pudo, por primera vez, medir su rotación. Esta imagen, más clara, permitió a los astrónomos hacer cálculos que les llevaron a concluir que los dos discos están desalineados el uno con el otro con una diferencia de, al menos, 60 grados. Así que, en lugar de estar en el mismo plano que las órbitas de las dos estrellas, al menos uno de los discos debe estar significativamente desalineado.

"Esta clara desalineación nos ha proporcionado una imagen importante de cómo es este joven sistema de estrellas binarias", señala Rachel Akeson, del Instituto de Ciencias Exoplanetarias de la NASA, en el Instituto Tecnológico de California (Estados Unidos). "Aunque observaciones anteriores indicaban que existían este tipo de sistemas desalineados, las nuevas observaciones de ALMA de HK Tauri muestran con mucha más claridad lo que está pasando realmente en uno de estos sistemas".

Las estrellas y los planetas se forman a partir de inmensas nubes de polvo y gas. A medida que el material de esas nubes se contrae debido a la gravedad, comienza a girar hasta que la mayoría del polvo y el gas caen en un disco protoplanetario aplanado, girando alrededor de una creciente protoestrella central.

Pero en un sistema binario como HK Tauri las cosas son mucho más complejas. Cuando las órbitas de los astros y los discos protoplanetarios no están aproximadamente en el mismo plano, cualquier planeta que pueda estar formándose puede terminar en una órbita altamente excéntrica e inclinada [1].

"Nuestros resultados muestran que existen las condiciones necesarias para modificar las órbitas planetarias y que estas condiciones están presentes en el momento de la formación del planeta, al parecer debido al proceso de formación de un sistema de estrellas binarias," señaló Jensen. "No podemos descartar otras teorías, pero ciertamente podemos afirmar que una segunda estrella hará el trabajo".

Puesto que el ALMA puede ver el polvo y el gas, de otro modo invisibles, de discos protoplanetarios, esto ha permitido obtener imágenes nunca antes vistas de este joven sistema binario. "Estamos viendo esto en las primeras etapas de formación, con los discos protoplanetarios todavía en su lugar, por tanto podemos ver mejor cómo están orientadas las cosas", explicó Akeson.

En un siguiente paso, los investigadores quieren determinar si este tipo de sistema es típico o no. Se trata de un caso único, lo cual es importante, pero se necesitan estudios adicionales para determinar si este tipo de disposición es común en nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Jensen concluye: "aunque este mecanismo es un gran paso adelante, no puede explicar todas las órbitas extrañas de los planetas extrasolares  — simplemente, no hay suficientes compañeras binarias para hacer de esta una respuesta a todo el planteamiento. ¡Así que esta también es una interesante incógnita por resolver!".

Notas

 

[1] Si las dos estrellas y sus discos no están todos en el mismo plano, la fuerza gravitacional de una estrella perturbará al otro disco, generando alteraciones o precesión, y viceversa. Un planeta en formación en uno de estos discos también se verá perturbado por la otra estrella, que se inclinará y deformará su órbita.

 

 

 

 

Nuevo mapa de la masa de un cúmulo de galaxias distantes es el más preciso todavía

Nuevas observaciones impresionantes desde Frontier Campos

24 de julio 2014

 

Los astrónomos que usan la NASA / ESA Hubble Space Telescope han mapeado la masa dentro de un cúmulo de galaxias con mayor precisión que nunca. Creado a partir de observaciones del programa de observación de la Frontera Campos del Hubble, el mapa muestra la cantidad y la distribución de la masa dentro de MCS J0416.1-2403, un cúmulo masivo de galaxias descubierto de 160 billones de veces la masa del sol. El detalle en este mapa de masas se hizo posible gracias a la profundidad sin precedentes de los datos facilitados por las nuevas observaciones de Hubble, y el fenómeno cósmico conocido como lentes gravitacionales fuertes. 

La medición de la cantidad y la distribución de la masa dentro de los objetos distantes en el Universo puede ser muy difícil. Un truco usado a menudo por los astrónomos es la de explorar el contenido de grandes cúmulos de galaxias mediante el estudio de los efectos gravitacionales que tienen en la luz de objetos muy distantes más allá de ellos. Este es uno de los principales objetivos del Hubble Frontier Campos , un programa de exploración de observación ambicioso seis cúmulos de galaxias diferentes - incluyendo MCS J0416.1-2403, el cluster se muestra en esta nueva imagen imponente [1] .

Las grandes acumulaciones de masa en la urdimbre Universo y distorsionan el espacio-tiempo alrededor de ellos. Actuando como lentes, parecen ampliar y doblar la luz que viaja a través de ellos a partir de los objetos más distantes [2] .

A pesar de sus grandes masas, el efecto de los cúmulos de galaxias en su entorno suele ser bastante mínima. En su mayor parte se producen lo que se conoce comoefecto de lente débil , por lo que incluso las fuentes más distantes aparecen como sólo ligeramente más elíptica o manchada por el cielo. Sin embargo, cuando el racimo es grande y lo suficientemente densa y la alineación de clúster y objeto distante es la correcta, los efectos pueden ser más dramático. Las imágenes de las galaxias normales se pueden transformar en los anillos y arcos de barrido de luz, incluso se presenta varias veces dentro de la misma imagen. Este efecto es conocido como un fuerte efecto de lente , y es este fenómeno, visto alrededor de los seis grupos de galaxias va dirigido el programa Frontier Fields, que se ha utilizado para cartografiar la distribución masiva de MCS J0416.1-2403, con los nuevos datos del Hubble.

"La profundidad de los datos nos permite ver objetos muy débiles y ha permitido identificar las galaxias más fuertemente con lentes que nunca antes", explica Mathilde Jauzac de la Universidad de Durham, Reino Unido, y la Astrofísica y Cosmología Unidad de Investigación, África del Sur, autor principal del nuevo papel Frontier Fields. "Aunque fuerte efecto de lente magnifica las galaxias de fondo que aún están muy lejos y muy débil. La profundidad de estos datos significa que podemos identificar muy distantes galaxias de fondo. Ahora sabemos de más de cuatro veces más fuerte lensed galaxias en el cúmulo de lo que sabíamos antes ".

El uso del Hubble Advanced Camera for Surveys , los astrónomos identificaron 51 nuevas galaxias se multiplican fotografiados de todo el clúster, cuadruplicando el número encontrado en estudios anteriores y lo que el total de las galaxias con lentes a 68. Debido a que estas galaxias se ven varias veces, esto equivale a casi 200 persona fuertemente lensed imágenes que se pueden ver a través del marco.Este efecto ha permitido Jauzac y sus colegas para el cálculo de la distribución de la materia visible y oscura en el cúmulo y producir un mapa muy limitada de su masa [3] .

"A pesar de que hemos sabido cómo asignar la masa de un clúster mediante un fuerte efecto de lente durante más de veinte años, se ha llevado mucho tiempo para conseguir telescopios que pueden hacer observaciones suficientemente profundas y agudas, y para nuestros modelos para convertirse en lo suficientemente sofisticados como para nosotros para asignar, con tanto detalle sin precedentes, un sistema tan complicado como MCS J0416.1-2403 ", dice el miembro del equipo de Jean-Paul Kneib.

"Nuestro mapa es dos veces mejor que cualquiera de los modelos anteriores de este grupo" Mediante el estudio 57 de las galaxias más con lentes de forma fiable y con claridad, los astrónomos modelaron la masa de tanto la materia normal y oscura dentro MCS J0416.1-2403. Agrega Jauzac.

La masa total dentro de MCS J0416.1-2403 - modelo para ser más de 650 000 años luz de diámetro - se encontró que era de 160 billones de veces la masa del sol. Esta medición es varias veces más preciso que cualquier otro mapa de clúster, y es el más preciso producido nunca [4] . Por precisión la localización de donde la masa se encuentra dentro de las agrupaciones como ésta, los astrónomos también están midiendo la deformación del espacio-tiempo con una gran precisión.

"Las observaciones Frontier Fields y técnicas de lente gravitacional han abierto un camino para caracterizar de forma muy precisa los objetos distantes - en este caso un grupo de tan lejos que su luz ha tardado cuatro mil quinientos millones de años en llegar a nosotros", añade Jean-Paul Kneib . "Pero, no vamos a parar aquí. Para obtener una imagen completa de la masa es necesario incluir medidas de lente débil también. Aunque sólo puede dar una estimación aproximada de la masa del núcleo interno de un clúster, lente débil proporciona información valiosa sobre la masa que rodea el núcleo del clúster ".

El equipo continuará estudiando el clúster mediante ultra profundas de imágenes de Hubble y detallada información fuerte y débil efecto de lente para mapear las regiones exteriores de la agrupación, así como su núcleo interno, y por lo tanto será capaz de detectar las subestructuras en los alrededores de la agrupación. También se aprovecharán de las mediciones de rayos X de los corrimientos al rojo de gas y espectroscópicas calientes para mapear el contenido de la agrupación, la evaluación de la contribución respectiva de la materia oscura, el gas y las estrellas[5] .

La combinación de estas fuentes de datos mejorará aún más el detalle de este mapa de la distribución de masas, mostrando en 3D y que incluye las velocidades relativas de las galaxias que lo componen. Esto allana el camino para la comprensión de la historia y la evolución de este cúmulo de galaxias.

Los resultados del estudio serán publicados en línea en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society el 24 de julio de 2014.

Notas

[1] El grupo también se conoce como MACS J0416.1-2403.

[2] La curvatura del espacio-tiempo por grandes objetos en el Universo fue una de las predicciones de la teoría de la relatividad general de Albert Einstein.

[3] La lente gravitatoria es uno de los pocos métodos astrónomos tienen que descubrir sobre la materia oscura. La materia oscura, que constituye alrededor de tres cuartas partes de toda la materia del Universo, no puede ser vista directamente, ya que no emite ni refleja ninguna luz, y puede pasar a través de otro asunto sin fricción (que es sin colisiones). Se interactúa sólo por la gravedad, y su presencia debe deducirse de sus efectos gravitatorios.

[4] La incertidumbre en la medición es tan sólo un 0,5%, o un billón de veces la masa del sol. Esto puede no parecer precisa pero es para una medición de este tipo.

[5] de la NASA Observatorio de rayos X Chandra fue usado para obtener mediciones de rayos X del gas caliente en el cúmulo observatorios terrestres y proporcionan los datos necesarios para medir el corrimiento al rojo espectroscópicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VLT esclarece turbio misterio

Nuevas observaciones revelan cómo se forma el polvo interestelar alrededor de una supernova

9 de Julio de 2014

 

Un grupo de astrónomos logró seguir en tiempo real la formación de polvo interestelar (durante los momentos posteriores a la explosión de una supernova). Por primera vez, es posible demostrar que estas fábricas de polvo cósmico generan sus partículas en un proceso que comprende dos etapas, el que se inicia poco después de la explosión, pero que continúa mucho tiempo después. El equipo empleó el Very Large Telescope (VLT) de ESO, localizado en el norte de Chile, para analizar la luz emitida por la supernova SN2010jl mientras se desvanecía lentamente. Los nuevos resultados serán publicados en línea en la revista científica Nature, el 9 de julio de 2014.

El origen del polvo cósmico en las galaxias es aún un misterio [1]. Los astrónomos saben que las supernovas son probablemente su principal fuente de producción, especialmente en los inicios del Universo, pero aún no está claro cómo y dónde estas partículas se condensan y desarrollan. Tampoco se ha podido determinar de qué forma evitan la destrucción en un entorno tan adverso como el de una galaxia de formación estelar. Sin embargo, las nuevas observaciones realizadas haciendo uso del VLTde ESO, emplazado en el Observatorio Paranal en el norte de Chile, están ayudando a esclarecer estas interrogantes por primera vez. 

Un equipo internacional empleó el espectrógrafo X-shooter para observar una supernova -conocida como SN2010jl- nueve veces en los meses siguientes a la explosión, y una décima vez 2,5 años después de la misma, en longitudes de onda visibles e infrarrojas cercanas [2]. El estallido de esta supernova excepcionalmente brillante, resultado de la muerte de una estrella masiva, se produjo en la pequeña galaxia UGC 5189A.

“Al combinar los datos de las nueve series de observaciones iniciales pudimos realizar las primeras mediciones directas de cómo el polvo alrededor de una supernova absorbe los diferentes colores de la luz",  comentó la autora principal Christa Gall de la Universidad de Aarhus, Dinamarca. “Esto nos permitió descubrir más sobre el polvo de lo que alguna vez había sido posible”.

El equipo notó que la formación de polvo comienza poco después de la explosión y continúa durante un prolongado período de tiempo. Las nuevas mediciones también develaron las dimensiones y la composición de las partículas. Estos descubrimientos implican un avance en relación a los últimos resultados obtenidos por el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), que detectó por primera vez los remanentes de una supernova reciente con grandes cantidades de polvo formado poco tiempo atrás, proveniente de la famosa supernova 1987A (SN 1987A; eso1401).

El equipo descubrió que partículas de polvo con diámetros superiores a 0,001 milímetros se formaron rápidamente en el material denso que rodea a la estrella. Aunque aún muy pequeñas para los estándares humanos, esta es una gran magnitud para una partícula de polvo cósmico, y estas dimensiones sorprendentemente grandes las hacen resistentes a los procesos destructivos. La forma en que las partículas de polvo logran sobrevivir en el violento y adverso entorno que se genera en los remanentes de una supernova fue una de las principales interrogantes propuestas en el trabajo de ALMA, pregunta a la que este resultado acaba de dar respuesta (las partículas poseen un tamaño mayor al esperado).

“Nuestra detección de partículas de gran tamaño poco después de la explosión de la supernova implica que debe existir una manera rápida y eficiente de crearlas”, indicó el coautor Jens Hjorth, del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, además agregó:  “En realidad no sabemos exactamente cómo ocurre este fenómeno”.

Sin embargo, los astrónomos creen saber donde debe haberse formado el nuevo polvo: en el material que la estrella expulsó al espacio, incluso antes de que estallara. A medida que la onda de choque de la supernova se expandía hacia el exterior, se creó una densa y fría capa de gas (precisamente el tipo de medio en el que las partículas de polvo podrían asentarse y desarrollarse).

Los resultados de las observaciones indican que en una segunda etapa, después de varios cientos de días, se da inicio a un acelerado proceso de formación de polvo que comprende el material que ha sido eyectado por la supernova. Si la producción de polvo en SN2010jl continúa con la tendencia observada, durante 25 años después de la supernova, la masa total de polvo será aproximadamente la mitad de la masa del Sol; similar a la masa de polvo observada en otras supernovas como la SN 1987A.

“Anteriormente los astrónomos han observado grandes cantidades de polvo en los remanentes de supernovas que quedan después de las explosiones. Pero de la misma forma, sólo han encontrado evidencias de pequeñas proporciones de polvo efectivamente creado en las explosiones mismas. Estas nuevas y excepcionales observaciones explican cómo esta aparente contradicción puede tener solución”, concluye Christa Gall.

Notas

[1] El polvo cósmico está compuesto por partículas de silicato y carbono amorfo (minerales abundantes también en la Tierra). El hollín producido por una vela es muy similar al polvo cósmico conformado por carbono, aunque el tamaño de las partículas del hollín supera en diez veces, o incluso más, las dimensiones de las partículas cósmicas de tamaño regular.

[2] La luz de esta supernova fue observada por primera vez en el año 2010, como lo indica su nombre, SN 2010jl. Está catalogada como una supernova tipo IIn. Las supernovas tipo II son el resultado de la violenta explosión de una estrella masiva con un mínimo de ocho veces la masa del Sol. El subtipo IIn ("n" representa la palabra inglesa narrow — delgado) muestra delgadas líneas de hidrógeno en sus espectros. Estas líneas son el resultado de la interacción entre el material expulsado por la supernova y el material que ya rodea a la estrella.

Información adicional

Esta investigación fue presentada en un artículo titulado “Rapid formation of large dust grains in the luminous supernova SN 2010jl”, por C. Gall y colaboradores, que aparecerá en línea en la publicación científica Nature el 9 de julio de 2014.

El equipo se encuentra compuesto por Christa Gall (Departamento de Física y Astronomía, Universidad de Aarhus, Dinamarca; Dark Cosmology Centre, Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca; Laboratorio de Cosmología Observacional, Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, E.E.U.U.), Jens Hjorth (Dark Cosmology Centre, Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca), Darach Watson (Dark Cosmology Centre, Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca), Eli Dwek (Laboratorio de Cosmología Observacional, Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, E.E.U.U.), Justyn R. Maund (Centro de Investigación de Astrofísica, Facultad de Matemáticas y Física, Universidad Queen’s de Belfast, Reino Unido; Dark Cosmology Centre, Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca), Ori Fox (Departmento de Astronomía, Universidad de California, Berkeley, E.E.U.U.), Giorgos Leloudas (Oskar Klein Centre, Departmento de Física, Universidad de Estocolmo, Suecia; Dark Cosmology Centre, Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca), Daniele Malesani (Dark Cosmology Centre, Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca) y Avril C. Day-Jones (Departamento de Astronomía, Universidad de Chile, Chile).

ESO es la organización astronómica intergubernamental más importante en Europa y el observatorio astronómico en tierra más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de 15 países: Austria, Bélgica, Brasil, República Checa, Dinamarca, Francia, Finlandia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. ESO lleva a cabo un ambicioso programa enfocado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones para la observación astronómica desde tierra, permitiendo así a los astrónomos realizar importantes descubrimientos científicos. ESO también juega un papel fundamental a la hora de promover y organizar la cooperación para la investigación en el campo de la astronomía. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope (VLT), el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. El telescopio VISTA, que funciona en longitudes de onda infrarrojas, es el telescopio de rastreo más grande a nivel mundial y, por su parte, el VLT Survey Telescope (VST) es el telescopio de mayor tamaño diseñado para rastrear de manera exclusiva los cielos en luz visible. ESO es el socio Europeo de un revolucionario telescopio llamado ALMA, el proyecto astronómico de mayor envergadura en la actualidad. ESO se encuentra planificando la construcción y desarrollo de un Telescopio óptico/ infrarrojo de 39 metros. El European Extremely Large Telescope (E-ELT) será “el ojo más grande del mundo para observar el cielo”.

Enlaces

Contactos

Francisco Rodriguez I.
Observatorio Europeo Austral (ESO)
Santiago, Chile
Tlf.: +56 2 24633019
Correo electrónico: frrodrig@eso.org

Christa Gall
Aarhus University
Denmark
Móvil: +45 53 66 20 18
Correo electrónico: cgall@phys.au.dk

Jens Hjorth
Dark Cosmology Centre, Niels Bohr Institute, University of Copenhagen
Copenhagen, Denmark
Correo electrónico: jens@dark-cosmology.dk

Richard Hook
ESO education and Public Outreach Department
Garching bei München, Germany

Tlf.: +49 89 3200 6655
Correo electrónico: rhook@eso.org

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso1421.

 

Un nido estelar, formado y destruido por su ingrata prole

2 de Julio de 2014

 

Esta casi desconocida nube de gas y polvo, cuyo nombre es Gum 15, es la cuna y el hogar de estrellas jóvenes masivas. Hermosas y mortales, estas estrellas dan forma a su nebulosa madre y, a medida que alcanzan su edad adulta, serán también la causa de su muerte.

Esta imagen fue tomada como parte del programa Joyas Cósmicas de ESO [1] utilizando la cámara de amplio campo Wide Field Imager, instalada en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla, en Chile. Muestra a Gum 15, situada en la constelación de Vela, a unos 3.000 años luz de la Tierra [2]. Esta nube brillante es un ejemplo sorprendente de región HII [3]. Estas nubes forman algunos de los objetos astronómicos más espectaculares que podemos ver como, por ejemplo,  la Nebulosa del Águila (que incluye la formación apodada "Los pilares de la creación"), la gran Nebulosa de Orión y este ejemplo, menos famoso: Gum 15.

El hidrógeno (H) es el elemento más común en el universo y puede encontrarse en prácticamente cualquier entorno investigado por los astrónomos. Las regiones HII son diferentes porque contienen cantidades sustanciales de hidrógeno ionizado, átomos de hidrógeno que han sido despojados de sus electrones a través de interacciones de alta energía con fotones ultravioletas (partículas de luz). A medida que los núcleos de hidrógeno ionizado vuelven a capturar electrones, liberan luz en una característica longitud de onda situada en la parte roja del espectro electromagnético, lo que da a nebulosas como Gum 15 su resplandor rojizo — un resplandor que los astrónomos llaman Hidrógeno alfa (Hα). En regiones HII, los fotones ionizantes proceden de estrellas jóvenes, masivas y muy calientes del interior de la región, y Gum 15 no es una excepción. En el centro de esta imagen se puede ver a una de las culpables: la estrella HD 74804, el miembro más brillante de un cúmulo de estrellas conocido como Collinder 197.

El aspecto grumoso e irregular que realza la belleza de esta nebulosa no es inusual para una región HII y, de nuevo, es el resultado de las estrellas que contiene. Las regiones HII tienen formas diversas porque la distribución de estrellas y gas en su interior es muy irregular. Además de la interesante forma de Gum 15, hay que destacar la bifurcada mancha oscura de polvo visible en el centro de esta imagen y algunas débiles estructuras de reflexión azul que la atraviesan. Esta característica del polvo hace que la nebulosa se asemeje a una versión más grande y más débil de la Nebulosa Trífida (Messier 20), más conocida, aunque en este caso sería más oportuno llamarla “Nebulosa Bífida”.

Una región HII como ésta podría dar a luz a miles de estrellas a lo largo de varios millones de años. Estas estrellas la hacen brillar y esculpen su forma, y son estas estrellas las que, finalmente, la destruirán. Una vez que las flamantes estrellas superan sus etapas infantiles, comenzarán a emanar fuertes vientos de partículas, esculpiendo y dispersando los gases a su alrededor, y cuando las más masivas de estas estrellas comiencen a morir, Gum 15 morirá con ellas. Las estrellas son tan grandes que acabarán estallando como supernovas y dispersando los últimos vestigios de las regiones de HII, dejando sólo un grupo de estrellas muy jóvenes.

 

Notas

[1] El programa Joyas Cósmicas de ESO es una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa utiliza tiempo de observación que no puede usarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

[2] El nombre de este objeto proviene del astrónomo australiano Colin Gum, que publicó un catálogo de regiones HII en 1955.

[3] Las regiones HII (pronunciado “hache-dos”) son grandes nubes de gas y polvo que albergan estallidos de formación estelar y estrellas recién nacidas.

AESESAS ES YA UNA REALIDAD

La Asociación Española de espectroscopia Astronómica es ya una realidad. El pasado martes fue firmada el acta de constitución ante el Iluestre Notario D. Juan Manuel Polo García, en San Cristobal de La Laguna. Constituída la asociación y aprobados sus estatutos el primer reto a afrontar son las ya próximas jornadas espectroscópicas a celebrar en el Observatorio del Teide, siembre bajo la colaboración del Istituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

 

 

Tronadura de la montaña del E-ELT

Esta ceremonia de voladura marca un importante avance para que el telescopio óptico infrarrojo más grande del mundo sea una realidad

19 de Junio de 2014

 

Hoy tuvo lugar la ceremonia de tronadura que marca el siguiente hito importante para que el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT, European Extremely Large Telescope) de ESO se convierta en una realidad. Parte de los 3.000 metros del pico del Cerro Armazones fue volado como paso previo a la nivelación de la cumbre, necesaria para preparar la construcción del telescopio óptico/infrarrojo más grande del mundo.

Distinguidos invitados tanto de Chile como de los estados miembros ESO, así como representantes de las comunidades locales, miembros del proyecto y personal de ESO, asistieron a la ceremonia de tronadura desde el Observatorio Paranal, a 20 kilómetros de la voladura. El evento también fue transmitido en vivo online y ahora se puede ver una grabación del evento.

La orden de proceder con la voladura fue dada por el Subsecretario de Bienes Nacionales de Chile, Jorge Maldonado.

Durante la ceremonia de tronadura, la empresa chilena ICAFAL Ingeniería y Construcción S.A. voló parte de la cima de Cerro Armazones y liberó alrededor de 5.000 metros cúbicos de roca. Esto es sólo una parte de un complicado proceso de nivelación que ayudará a dar forma a la montaña, de manera que pueda albergar al telescopio de 39 metros y a su enorme cúpula. Un total de 220.000 metros cúbicos deberán retirarse para proporcionar espacio a la plataforma de 150 metros por 300 metros del E-ELT.

Las obras civiles de Cerro Armazones comenzaron en marzo de 2014 y se espera que duren 16 meses. Esto incluye la colocación y el mantenimiento de una carretera asfaltada, la construcción de la plataforma en la cima y la construcción de una zanja de servicio hacia la cumbre [1].

La primera luz del E-ELT está prevista para el 2024, cuando empezará a abordar los desafíos astronómicos más grandes de nuestro tiempo. Se espera que el telescopio gigante permita explorar campos totalmente desconocidos del universo — será: "el ojo más grande del mundo para mirar el cielo".

Notas

[1] Todas las estructuras que más tarde serán erigidas en esta ubicación se especifican en la Propuesta de Construcción del E-ELT, un exhaustivo libro de 264 páginas con detalles de todos los aspectos del proyecto, junto con un resumen ejecutivo. En junio de 2011, el Consejo de ESO aprobó el diseño básico revisado del telescopio y, en diciembre de 2012, aprobaron el programa del E-ELT (véase también ann13019ann13033 y ann13042).

 

Noticias de Ciencia

Spectrum revela sorpresa supernova

sn2005cz supernova

Supernova SN 2005cz (marcados con una flecha) se sienta cerca de su elíptica HGC4589 galaxia anfitriona (Fuente: NAOJ, telescopio Subaru)

Los astrónomos han desarrollado una nueva forma de determinar el tamaño de una estrella antes de que se convirtió en supernova, mediante el estudio de su química.

El descubrimiento ayudará a los científicos a comprender mejor la evolución de estrellas como nuestro sol.

El estudio fue llevado a cabo por un grupo de investigación japonés encabezado por el profesor Koji Kawabata de la Universidad de Hiroshima , y sus colegas del Instituto de Física y Matemáticas del Universo .

Presentación de informes en la revista Naturaleza , los científicos fueron capaces de determinar la masa de una estrella, conocida como progenitor, antes de convertirse en una supernova de tipo 1b.

Identificaron firmas químicas en el espectro de SN2005cz supernova, incluyendo una gran cantidad de calcio. Esto los llevó a la conclusión de la masa de la progenitora en su nacimiento era unos diez masas solares, o diez veces el tamaño del sol.

Strange supernovas

Dicen que sus observaciones iniciales del evento fueron desconcertantes. En primer lugar, ya que apareció en una galaxia elíptica, que por lo general carece de estrellas masivas que normalmente se convierten en supernovas tipo Ib.

También era bastante débil, alcanzando sólo el 20% el brillo de otro tipo Ib supernovas, y se desvaneció rápidamente.

Luego examinaron el espectro de la supernova utilizando el telescopio Subaru en Hawai y descubrieron una línea de emisión de oxígeno - más fuerte en las supernovas tipo Ib - fue casi desaparecidas. En su lugar, se encontraron con una fuerte línea de emisión que representa calcio.

Los modelos informáticos predijeron la presencia de calcio como una característica única en 10 masas solares de progenitoras.

Estas supernovas tamaño se cree que son las principales fuentes para algunos de los elementos clave para la vida en la Tierra, incluyendo calcio, carbono y nitrógeno.

Un segundo estudio de supernovas en la revista Nature informó observaciones de SN2005E, que parecen similares a SN2005cz.

Sin embargo, se sugiere que SN2005E es un nuevo tipo de supernovas que implica una explosión dentro de la capa de la superficie de una enana blanca en lugar de un colapso del núcleo.

Los eventos raros

Anglo Observatorio australiano astrónomo, el Dr. Stuart Ryder dice que sólo una media docena de supernovas han sido identificados como procedentes de 10 estrellas progenitoras de masas solares.

"Ese ha sido un problema, ya que en comparación con otras estrellas, la proporción de eventos de supernovas de este tamaño no coincide con la relación de los protagonistas de esta masiva", dice.

"El trabajo también ayuda a los astrónomos a determinar el límite inferior en el que una estrella se irá supernovas al final de su vida útil".

"Las teorías actuales nos dicen algo más pequeño que ocho masas solares simplemente inflar sus capas exteriores y convertirse en una enana blanca.

"Sólo las estrellas más masivas pueden lograr colapso del núcleo y en supernova."

Ryder dice que "los científicos todavía están buscando una supernova ocho masas solares.

"Cualquier cosa menor sería realmente tirar los astrónomos en la consternación que causan nuestras teorías muchos problemas."

Un cúmulo de estrellas en la estela de Carina

21 de mayo de 2014

 

En esta colorida nueva imagen obtenida por el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, vemos el cúmulo estelar NGC 3590. Estas estrellas brillan frente a un impresionante paisaje de manchas oscuras de polvo y coloridas nubes de gas brillante. Este pequeño encuentro estelar revela a los astrónomos algunas claves sobre cómo se forman y evolucionan estas estrellas, al tiempo que nos da pistas acerca de la estructura de los brazos espirales de nuestra galaxia.

NGC 3590 es un pequeño cúmulo abierto de estrellas que se encuentra a unos 7.500 años luz de la Tierra, en la constelación de Carina (la Quilla). Está formado por docenas de estrellas vagamente ligadas por la gravedad y tiene unos 35 millones de años.

No se trata sólo de un cúmulo bonito: es muy útil para los astrónomos. Mediante el estudio de este cúmulo tan particular - y otros cercanos- los astrónomos pueden explorar las propiedades del disco espiral de nuestra galaxia, la Vía Láctea. NGC 3590 se encuentra en el segmento individual más grande del brazo espiral que puede verse desde nuestra posición en la galaxia: la distintiva espiral de Carina.

La Vía Láctea tiene múltiples brazos espirales, largas y curvadas corrientes de gas y estrellas que se extiende desde el centro galáctico. Estos brazos — dos principales, con un mayor número de estrellas, y dos menores, menos poblados — se nombran según las constelaciones en las que son más prominentes [1]. La espiral de Carina se ve desde la Tierra como un pedazo de cielo densamente poblado de estrellas, en el brazo menor de Carina-Sagitario.

El nombre de este brazo — Carina o la Quilla — es absolutamente apropiado. Estos brazos espirales son, en realidad, ondas de gas y estrellas amontonadas que barren el disco galáctico, desencadenando brillantes estallidos de formación estelar y dejando en su estela cúmulos como NGC 3590. Encontrando y observando estrellas jóvenes como las de NGC 3590, es posible determinar las distancias a las diferentes partes de este brazo espiral, aprendiendo más sobre su estructura.

Un cúmulo abierto típico pueden contener desde unas pocas decenas a unos pocos miles de estrellas, proporcionando a los astrónomos pistas sobre la evolución estelar. Las estrellas en un cúmulo como NGC 3590 nacen de la misma nube de gas y más o menos al mismo tiempo, haciendo de estos cúmulos los lugares perfectos para poner a prueba las teorías sobre cómo se forman y evolucionan las estrellas.

En esta imagen obtenida por el instrumento Wide Field Imager (WFI), instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en La Silla, vemos el cúmulo y las nubes de gas que lo rodean, que brillan en tonalidades anaranjadas y rojas debido a la radiación procedente de las estrellas calientes más cercanas. El gran campo de visión de WFI también ha captado un enorme número de estrellas de fondo.

Para obtener esta imagen, se realizaron múltiples observaciones utilizando diferentes filtros para captar los variados colores de la escena. Esta imagen fue creada mediante la combinación de imágenes tomadas en las partes visible e infrarroja del espectro y utilizando un filtro especial que recogió sólo la luz que proviene del hidrógeno brillante.

Notas

[1] Estos cuatro brazos se denominan Carina-Sagitario, Norma, Escudo-Centauro y Perseo

 

CONCURSO INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA 2014

 

 

bases.pdf
Download

mas informacion

 

Se mide por primera cuánto dura un día en un exoplaneta

VLT mide el espín de Beta Pictoris b

30 de abril de 2014

 

Observaciones llevadas a cabo con el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, han determinado, por primera vez, la velocidad de rotación de un exoplaneta. Se ha descubierto que la duración de un día en Beta Pictoris b es de tan solo ocho horas. Esta velocidad es mayor a la de cualquier planeta del Sistema Solar— su ecuador se mueve a casi 100.000 kilómetros por hora. Así, este nuevo resultado extiende a los exoplanetas la relación entre masa y rotación existente en el Sistema Solar. En el futuro, técnicas similares utilizando el E-ELT (European Extremely Large Telescope) permitirán a los astrónomos hacer mapas detallados de los exoplanetas.

El exoplaneta “Beta Pictoris b” orbita a la estrella Beta Pictoris [1][2], visible a simple vista, que se encuentra a unos 63 años luz de la Tierra, en la constelación austral de Pictor (el caballete del pintor). Este planeta fue descubierto hace casi seis años y fue uno de los primeros exoplanetas de los que se obtuvo imagen directa. Orbita a su estrella anfitriona a una distancia  de solo ocho veces la distancia Tierra-Sol (eso1024) — siendo, además, el exoplaneta más cercano a su estrella captado en imágenes directas[3].

Utilizando el instrumento CRIRES, instalado en el VLT, un equipo de astrónomos holandeses de la Universidad de Leiden y delInstituto para la Investigación Espacial de los Países Bajos (SRON) ha descubierto que la velocidad de rotación ecuatorial del exoplaneta Beta Pictoris b es casi de 100.000 kilómetros por hora. Haciendo una comparación, el ecuador de Júpiter tiene una velocidad de unos 47.000 km por hora [4], mientras que la Tierra viaja a tan solo 1.700 km por hora [5]. Beta Pictoris b es más de 16 veces más grande y 3.000 veces más masiva que la Tierra, pero un día del planeta solo dura 8 horas.

No se sabe por qué algunos planetas giran rápido y otros más despacio”, afirma el coautor Remco de Kok, “pero esta primera medida de la rotación de un exoplaneta muestra que la tendencia vista en el Sistema Solar, en la que los planetas más masivos giran más deprisa, puede aplicarse a los exoplanetas. Debe tratarse de una consecuencia universal derivada de la forma en que se crean los planetas”.

Beta Pictoris b es un planeta muy joven, de tan solo unos 20 millones de años (comparados con los 4.500 millones de la Tierra)[6]. Con el paso del tiempo, se espera que el exoplaneta se enfríe y encoja, con lo cual girará aún más rápido [7]. Por otro lado, hay otros procesos que pueden influir en el cambio de la velocidad de giro del planeta. Por ejemplo, el espín de la Tierra se está ralentizando con el paso del tiempo debido a las interacciones de marea con nuestra Luna.

Los astrónomos hicieron uso de una técnica muy precisa llamada espectroscopía de alta dispersión para dividir la luz en los colores que la forman — las diferentes longitudes de onda en el espectro. El principio del efecto Doppler (o desplazamiento Doppler) les permitió usar el cambio en la longitud de onda para detectar que diferentes partes del planeta se movían a velocidades diferentes y en direcciones opuestas en relación al observador. Eliminando cuidadosamente los efectos de la estrella anfitriona, mucho más brillante, fueron capaces de extraer la señal de la rotación del planeta.

"Hemos medido las longitudes de onda de la radiación emitida por el planeta con una precisión de una parte entre cien mil, lo que hace las mediciones sensibles a los efectos Doppler que pueden revelar la velocidad de los objetos emisores", confirma el autor principal Ignas Snellen. "Utilizando esta técnica nos encontramos con que diferentes partes de la superficie del planeta se acercan o se alejan de nosotros a diferentes velocidades, lo cual sólo puede significar que el planeta gira alrededor de su eje".

Esta técnica está estrechamente relacionada con la técnica para hacer imágenes Doppler, que ha sido utilizada durante varias décadas para realizar mapas de las superficies de las estrellas y, recientemente, de la enana marrón [8] Luhman 16B (eso1404). La rápida rotación de Beta Pictoris b significa que, en el futuro, será posible hacer un mapa global del planeta, mostrando posibles patrones de nubes y grandes tormentas.

"Esta técnica puede utilizarse en una muestra mucho más grande de exoplanetas con la excelente resolución y sensibilidad del E-ELT y un espectrógrafo de imagen de alta dispersión. Con el futuro instrumento METIS (Mid-infrared E-ELT Imager and Spectrograph) seremos capaces de hacer mapas globales de exoplanetas y de caracterizar  planetas mucho más pequeños que Beta Pictoris b con esta técnica", afirma el investigador principal de METIS y coautor del nuevo artículo, Bernhard Brandl.

Notas

[1] Beta Pictoris tiene muchos otros nombres, por ejemplo, HD 39060, SAO 234134 y HIP 27321.

[2] Beta Pictoris es uno de los ejemplos más conocidos de una estrella rodeada por un disco de escombros y polvo. Ahora se sabe que este disco tiene una extensión similar a 1.000 veces la distancia entre la Tierra y el Sol. Anteriores observaciones del planeta de Beta Pictoris se dieron a conocer en eso0842eso1024 y eso1408.

[3] Las observaciones utilizaron la técnica de óptica adaptativa, compensando así la turbulencia atmosférica de la Tierra, que puede distorsionar imágenes obtenidas incluso en los mejores sitios del mundo para la astronomía. Esta técnica permite a los astrónomos crear imágenes muy nítidas, casi tan buenas como las que se podrían ver desde el espacio.

[4] Puesto que Júpiter no tiene superficie sólida desde la cual determinar la velocidad de rotación del planeta, tomamos la velocidad de rotación de su atmósfera ecuatorial, que es de 47.000 km por hora.

[5] La velocidad de rotación de la Tierra en el ecuador es de 1.674,4 kilómetros por hora.

[6] Mediciones anteriores indicaban que el sistema era más joven.

[7] Esto es consecuencia de la conservación del momento angular y es el mismo efecto que hace que un patinador gire más rápido cuando acerca sus brazos al cuerpo.

[8] Las enanas marrones son a menudo apodadas "estrellas fallidas" ya que, a diferencia de estrellas como el Sol, nunca pueden alcanzar la temperatura necesaria como para iniciar reacciones de fusión nuclear.

Información adicional

Esta investigación se presenta en el artículo “Fast spin of a young extrasolar planet”, por I. Snellen et al., que aparece en la revistaNature del 01 de mayo de 2014.

 

 

 

 

Encuentro Europeo de Espectrografía en el OHP 
Viernes 25 al Miércoles, 30 de julio 2014 

Star Party dedicada a la espectroscopia 
Viernes 25 al Miércoles 30 de julio 2014 

Observatorio de Haute Provence

última actualización: 23 de Abril 2014

Basándose en el éxito de muchas ediciones anteriores, proponemos que se renueva la "formación OHP spectro" este año. Se trata de una reunión internacionaldedicada a la espectroscopia de la práctica - en un marco excepcional. Muy práctico (traer su instrumento si tiene uno), en esta edición se centra en los aspectos prácticos de la observación, el procesamiento y el análisis de los espectros. Este encuentro está organizado por la Asociación de Aude

Los principiantes son bienvenidos!

Después del gran éxito de múltiples eventos anteriores, se propone un nuevo "taller OHP spectro" este año. Este es un encuentro práctico e internacional sobre la espectroscopia - en un lugar excepcional. Este año, vamos a centrarnos en los aspectos prácticos de la espectroscopia (mejor es traer su propio equipo!) Con el foco en técnicas de adquisición, procesamiento y análisis de los espectros. Este encuentro está organizado por la Asociación de Aude

Los principiantes son bienvenidos!

 

Estudio en escarlata

16 de abril de 2014

 

Esta nueva imagen, obtenida desde el Observatorio La Silla de ESO, en Chile, nos muestra una nube de hidrógeno llamada Gum 41. En el centro de esta poco conocida nebulosa vemos cómo las estrellas jóvenes calientes lanzan su energética radiación, haciendo que el hidrógeno de su entorno brille con esa característica tonalidad rojiza.

Esta zona del cielo austral, en la constelación del Centauro, alberga numerosas nebulosas brillantes, cada una de ellas asociada a estrellas calientes recién nacidas formadas a partir de nubes de hidrógeno. La intensa radiación de las estrellas recién nacidas excita los restos de hidrógeno del entorno, haciendo que el gas brille en tonos rojizos, típicos de zonas de formación estelar. Otro ejemplo famoso de este fenómeno es la Nebulosa de la Laguna (eso0936), una enorme nube que refulge en tonos escarlata muy similares.

La nebulosa de esta imagen se encuentra a unos 7.300 años luz de la Tierra. El astrónomo australiano Colin Gum la descubrió analizando fotografías tomadas desde el Observatorio de Monte Stromlo, cerca de Canberra, y la incluyó en su catálogo de 84 nebulosas de emisión, publicado en 1955. Gum 41 es, en realidad, una pequeña parte de una estructura mayor llamada Nebulosa de Lambda Centauri, también conocida con el exótico nombre de Nebulosa del Pollo Corredor (esta otra nebulosa fue el tema abordado en la nota eso1135). Gum falleció en Suiza en 1960, con tan sólo 36 años, en un trágico accidente de esquí.

En esta imagen de Gum 41, las nubes parecen ser bastante gruesas y brillantes, pero es una apariencia engañosa. Si un hipotético viajero humano pudiese llegar hasta esta nebulosa y atravesarla, es muy probable que no la percibiera — incluso en espacios reducidos — porque es demasiado débil para que el ojo humano pueda detectarla. Esto nos ayuda a explicar por qué este enorme objeto ha tenido que esperar hasta mediados del siglo XX para ser descubierto: su luz se expande débilmente y el resplandor rojizo no puede detectarse adecuadamente en el rango óptico.

Este nuevo retrato de Gum 41 — probablemente uno de los mejores realizados hasta ahora de este elusivo objeto — se ha creado utilizando datos del instrumento WFI (Wide Field Imager) instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla, en Chile. Es una combinación de imágenes tomadas con filtro azul, verde y rojo, mezcladas a su vez con una imagen tomada utilizando un filtro especial, diseñado para captar el brillo rojizo del hidrógeno.

 

 

 

VLT detecta la mayor estrella amarilla hipergigante

Una mezcla de nuevas y antiguas observaciones revela un exótico sistema binario

12 de marzo de 2014

 

El interferómetro del VLT (Very Large Telescope Interferometer) de ESO ha revelado la existencia de la mayor estrella amarillla — y una de las diez estrellas más grandes - descubierta hasta el momento. Esta hipergigante mide más de 1.300 veces el diámetro del Sol y forma parte de un sistema compuesto por dos estrellas: su segundo componente se encuentra tan cerca que está en contacto con la estrella de mayor tamaño. Observaciones llevadas a cabo durante sesenta años, algunas realizadas por observadores aficionados, indican también que este extraño objeto cambia muy rápido y ha sido detectado en una fase muy breve de su vida.

Utilizando el VLTI (Very Large Telescope Interferometer) de ESO, Olivier Chesneau (Observatorio de la Costa Azul, Niza, Francia) y un equipo internacional de colaboradores ha descubierto que la estrella amarilla hipergigante HR 5171 A [1] es tremendamente enorme — 1.300 veces el diámetro del Sol y mucho mayor de lo esperado [2]. Esto la convierte en la estrella amarilla más grande conocida. También está en la lista de las diez estrellas más grandes conocidas — es un 50% más grande que la famosa supergigante roja Betelgeuse — y es alrededor de un millón de veces más brillante que el Sol.

Las nuevas observaciones también mostraron que esta estrella tiene una compañera muy cercana, formando un sistema binario que nos ha sorprendido” afirma Chesneau. “Las dos estrellas están tan cerca la una de la otra que se tocan y todo el sistema parece un cacahuete gigante”.

Los astrónomos utilizaron una técnica llamada interferometría para combinar la luz recogida por múltiples telescopios individuales, recreando un telescopio gigante de más de 140 metros de tamaño. Los nuevos resultados llevaron al equipo a investigar minuciosamente antiguas observaciones de la estrella, llevadas a cabo durante más de sesenta años, para ver cómo se había comportado en el pasado [3].

Las amarillas hipergigantes son muy poco usuales, solo se conocen alrededor de una docena en nuestra galaxia, y el ejemplo más destacado es Ro de Casiopea. Están entre las estrellas más grandes y brillantes conocidas y se encuentran en un momento de sus vidas muy inestable, con rápidos cambios. Debido a esta inestabilidad, las hipergigantes amarillas expelen material hacia el exterior, formando una atmósfera grande y extendida alrededor de la estrella.

A pesar de la gran distancia que lo separa de la Tierra (cerca de 12.000 años luz), el objeto puede verse a ojo [4] agudizando la vista. Se ha descubierto que HR 5171 A, a lo largo de los últimos cuarenta años, está haciéndose cada vez más grande, enfriándose a medida que crece, y su evolución ha sido captada en pleno proceso. Muy pocas estrellas han sido captadas en esta breve fase en la que pasan por fuertes cambios de temperatura a medida que evolucionan rápidamente.  

Analizando los datos  de variaciones de brillo en las estrellas, utilizando observaciones de otros observatorios, los astrónomos han confirmado que el objeto es un sistema binario eclipsante en el que el componente más pequeño pasa por delante y por detrás de la estrella más grande, orbitándola. En este caso HR 5171 A es orbitada por su estrella compañera cada 1.300 días. La pequeña compañera tiene una temperatura ligeramente superior a la de la temperatura de superficie de HR 5171 A, que es de 5.000 grados Celsius.

Chesneau concluye diciendo que “La acompañante que hemos encontrado es muy  importante, ya que puede influir en el destino de HR 5171 A, por ejemplo, haciendo que expulse sus capas exteriores y modificando su evolución”.

Este nuevo descubrimiento destaca lo importante que es estudiar estas enormes amarillas hipergigantes de corta vida, ya que esta información podría darnos una forma de comprender los procesos evolutivos de las estrellas masivas en general.

 

Notas

[1] La estrella también es conocida como V766 Cen, HD 119796 y HIP 67261.

[2] Los objetos comparables parecen ser todos estrellas tojas supergigantes que alcanzan de 1.000 a 1.500 veces el radio del Sol y tienen masas iniciales que no superan las 20–25 masas solares. Se esperaba que el radio de una amarilla supergigante fuese entre 400 y 700 veces el del Sol.

[3] Se obtuvieron datos espectrales utilizando el Telescopio Anglo–Australiano con el instrumento UCLES (University College London Echelle Spectrograph), en el Observatorio SAAO (South African Astronomical Observatory), con el instrumento PUCHEROS, de la Pontificia Universidad de Chile (PUC) y a través de las observaciones coronográficas con el instrumento del infrarrojo cercano NICI (Near-Infrared Coronagraphic Imager) instalado en el telescopio Gemini Sur. Los paquetes de datos de archivos fotométricos examinados incluyen fotometría infrarroja del SAAO  obtenidos entre 1975 y 2013 y otros conjuntos de datos de entre 1983 y 2002, incluyendo observaciones llevadas a cabo por aficionados. Los autores consideran que la concordancia de los resultados profesionales con los obtenidos por el aficionado Sebastian Otero (2000–2013) es “excelente” e “ilustra la calidad de esas observaciones llevadas a cabo por astrónomos aficionados”.

[4] La magnitud visual de HR 5171 A parece variar entre una magnitud visual de 6.10 que va disminuyendo a 7.30, y puedeobservarse en la constelación de Centaurus (El Centauro).

 

La primera luz de MUSE

El potente espectrógrafo 3D se ha instalado con éxito en el VLT

5 de marzo de 2014

 

Se ha instalado con éxito un nuevo e innovador instrumento llamado MUSE (Multi Unit Spectroscopic Explorer) en el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, en el Observatorio Paranal, en el norte de Chile. Durante el primer periodo de observaciones, MUSE ha observado galaxias distantes, estrellas brillantes y otros objetos con el fin de llevar a cabo las pruebas, que ha sido todo un éxito.

Tras la fase de pruebas y su aceptación preliminar en Europa, en septiembre de 2013, MUSE fue embarcado hacia el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. Fue reensamblado en el campamento base antes de ser cuidadosamente transportado a su nuevo hogar en el VLT, donde se encuentra instalado en el Telescopio Unitario 4. MUSE es el último de los instrumentos de segunda generación para el VLT (los dos primeros fueron X-shooter y KMOS y el siguiente, SPHERE, le seguirá en breve).

El responsable del equipo e investigador principal del instrumento, Roland Bacon (Centro de Investigación Astrofísica de Lyon, Francia), expresaba así sus sensaciones: “Ha supuesto mucho trabajo por parte de muchas personas a lo largo de muchos años, ¡pero lo hemos logrado! Se hace raro que este conjunto de siete toneladas de óptica, mecánica y electrónica sea ahora una fantástica máquina del tiempo para estudiar el universo temprano. Estamos muy orgullosos de haberlo conseguido: MUSE será durante muchos años un instrumento único”.

Los objetivos científicos de MUSE incluyen profundizar en las primeras épocas del universo con el fin de conocer mejor los mecanismos de formación de galaxias y estudiar  tanto el movimiento de materia como las propiedades químicas de galaxias cercanas. Tendrá muchas otras aplicaciones, desde el estudio de planetas y satélites del Sistema Solar, pasando por las propiedades de las regiones de formación estelar en la Vía Láctea, hasta el estudio del universo distante.

MUSE es una herramienta única y muy potente para el descubrimiento. Utiliza 24 espectrógrafos para separar la luz en los distintos colores que la componen con el fin de crear tanto imágenes como espectros de regiones seleccionadas del cielo. Crea vistas en 3D del universo que cuenta con un espectro por cada píxel como tercera dimensión [1]. Durante el posterior análisis, los astrónomos pueden moverse por los datos y estudiar diferentes vistas del objeto en diferentes longitudes de onda, igual que si sintonizáramos diferentes canales en una televisión a diferentes frecuencias.

MUSE compagina la capacidad para llevar a cabo descubrimientos de un instrumento que hace imagen con las capacidades para hacer medidas de un espectrógrafo, aprovechando al mismo tiempo la gran precisión de imágenes de mucha más calidad gracias a la aplicación de la óptica adaptativa. El instrumento está instalado en el Telescopio Unitario 4 del telescopio VLT, que actualmente se está poniendo a punto con el fin de ser un telescopio totalmente adaptativo.

MUSE es el resultado de diez años de diseño y desarrollo por parte del consorcio MUSE — liderado por el Centro de Investigaciones en Astrofísica de Lyon, Francia y formado por las instituciones asociadas Instituto Leibniz de Astrofísica de Potsdam (AIP, Alemania)Instituto de Astrofísica de Göttingen (IAG, Alemania)Instituto de Astronomía ETH de Zurich (Suiza), Instituto de Investigación de Astrofísica y Planetología (IRAP, Francia)Nederlandse Onderzoekschool voor de Astronomie (NOVA, Países Bajos) y ESO.

Desde principios de 2014, Bacon y el resto del equipo de integración y puesta a punto de MUSE en Paranal, han registrado la historia de MUSE en una serie de publicaciones en un blog que pueden seguirse aquí. El equipo presentará los primeros resultados de MUSE en las próximas Jornadas 3D2014 de ESO que tendrán lugar en Garching (Múnich, Alemania).

Las musas son seres inspiradores. Ciertamente, MUSE nos ha inspirado durante muchos años y seguirá haciéndolo”, afirma Bacon en una publicación del blog sobre la primera luz. “No tenemos dudas: MUSE tendrá el mismo efecto de encantamiento sobre numerosos astrónomos de todo el mundo“.

Notas

[1] Esta técnica, conocida como espectroscopía de campo integral, permite a los astrónomos estudiar de manera simultánea las propiedades de diferentes partes de un objeto como una galaxia para ver cómo rotan y medir sus masas. También permite determinar la composición química y otras propiedades físicas en diferentes partes del objeto. Esta técnica ha sido utilizada durante muchos años, pero ahora con MUSE ha dado un gran salto en sensibilidad, eficiencia y resolución. Una forma de describirlo: MUSE combina simultáneamente imágenes de alta resolución con espectroscopía.

Información adicional

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de quince países: Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía) trabaja en el infrarrojo y es el telescopio de rastreo más grande del mundo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT) es el telescopio más grande diseñado exclusivamente para rastrear el cielo en luz visible. ESO es el socio europeo de un revolucionario telescopio, ALMA, el proyecto astronómico más grande en desarrollo. Actualmente ESO está planificando el European Extremely Large Telescope, E-ELT, el telescopio óptico y de infrarrojo cercano de 39 metros, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

 
4/2/2014
El Proyecto GLORIA presenta "Personal Space", una herramienta gratuita para explorar el Cosmos desde el portátil

Este programa permitirá establecer en la web un nexo entre el Universo y los eventos significativos en la vida de cada persona

Click para ampliar imagen

El Proyecto GLORIA (http://gloria-project.eu), un proyecto internacional liderado por España, nació con el objetivo de acercar la Astronomía a cualquiera que disponga de conexión a internet, permitiendo el uso de una red de telescopios robóticos por el gran público. También, para ofrecer la oportunidad de observar cualquier zona del Universo desde nuestros hogares. Pero, con todo el Cosmos a nuestra disposición: ¿dónde comenzamos?

Personal Space (http://personal-space.eu), que nació al abrigo de GLORIA y gracias a la colaboración entre astrónomos y la artista irlandesa E. O Boyle, ofrece la respuesta.

Personal Space es una invitación en línea para conectar y explorar el Universo de un modo intuitivo, mostrando bellas imágenes astronómicas de la porción de la bóveda celeste según se hallaba en un momento y lugar determinado de nuestras vidas”, comenta Alberto J. Castro-Tirado, Científico Responsable del Proyecto GLORIA e investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA).

“Personal Space es una gran herramienta para acercar la Astronomía a la sociedad de una forma amena y divertida. Después, aquellas personas interesadas podrán seguir observando el cielo a través de los telescopios del proyecto GLORIA”, explica Miquel Serra-Ricart, astrónomo y responsable de GLORIA en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Con solo teclear una fecha, hora y localidad (por ejemplo, la fecha de nacimiento y el lugar del mismo) a través de la interfaz web, el usuario accederá a la zona del Universo que se hallaba en lo más alto del cielo en ese lugar y en ese instante tan significativo de su vida. También permite a los usuarios comprobar si “su” zona de cielo solapa con la de otro usuario o con algún evento histórico. Los científicos de GLORIA están construyendo un archivo de momentos relevantes de la historia para incorporarlos a la aplicación.

Las imágenes de archivo proceden del Sloan Digital Sky Survey y no solo permiten admirar la belleza del Cosmos. La herramienta también aporta información adicional sobre las constelaciones, estrellas, nebulosas y galaxias que hay en ella, actuando a modo de trampolín para la exploración e inspiración adicional.

GLORIA es un proyecto de tres años de duración financiado por el Séptimo Programa Marco de la Unión Europea (FP7/2007-2012) con número de referencia 283783. El proyecto, que comenzó en octubre de 2011, implica a trece instituciones de ocho países y está liderado por España, donde participan además del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el Instituto de Astrofísica de Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAA-CSIC), la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), la Universidad de Málaga (UMA) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial a través del Centro de Astrobiología (CAB/INTA-CSIC).

MÁS INFORMACIÓN:

Personal Spacehttp://personal-space.eu/

Web del proyecto GLORIA: http://gloria-project.eu/en/

 

 

Supernova en Messier 82 descubierto por los estudiantes de la UCL

22 de enero 2014

Actualizado 23 de enero 2014 - 9:30 am

Los estudiantes y el personal en el observatorio La enseñanza de la UCL, el Observatorio de la Universidad de Londres, han descubierto una de la supernova más cercana a la Tierra en las últimas décadas. A las 19:20 GMT del 21 de enero, un equipo de estudiantes - Ben Cooke, Tom Wright, Matthew Wilde y Guy Pollack - asistido por el Dr. Steve Fossey, vio la estrella en explosión en la cercana galaxia Messier 82 (la galaxia del cigarro).

El descubrimiento fue una casualidad - un taller telescopio 10 minutos para los estudiantes de pregrado que llevaron a una lucha mundial para adquirir confirmando imágenes y espectros de una supernova en una de las más singulares e interesantes de nuestras galaxias cerca del vecino.

Supernova en M 82
La supernova de M 82
Crédito: UCL / Universidad de Londres Observatorio / Steve Fossey / Ben Cooke / Chico Pollack / Mateo Wilde / Thomas Wright
 

"El tiempo se acercaba, con el aumento de la nube", dice Fossey, "así que en vez de la clase de astronomía práctica planificada, le di a los alumnos una demostración de introducción de cómo utilizar la cámara CCD en una de automatizados telescopios de 0,35 metros del observatorio. "

Los estudiantes escogieron M 82, una galaxia brillante y fotogénica como su objetivo, como lo fue en uno de los parches contracción de cielo despejado. Mientras se ajusta la posición del telescopio, Fossey observó una "estrella" sobrepuesto en la galaxia que no reconoció a partir de observaciones anteriores.

Ellos inspeccionan imágenes de archivo en línea de la galaxia, y se hizo evidente que no había hecho un nuevo objeto en M 82 en forma de estrella. Con nubes acercándose, casi no había tiempo para comprobar: por lo que pasó a tomar una rápida serie de exposiciones 1 y 2 minutos a través de diferentes filtros de colores para comprobar que el objeto persistió, y para poder medir su brillo y color. 

Mientras tanto, se puso en marcha un segundo telescopio para obtener una segunda fuente de datos, para garantizar que el objeto no era un artefacto instrumental.Alrededor 19:40 GMT, la capa de nubes era casi completa, pero sólo era posible distinguir el nuevo objeto en el segundo conjunto de datos: se trataba de una fuente astronómica real.

De ULO Celestron C14
Uno de los dos de 0,35 metros telescopios Celestron C14 de ULO. Estos fueron utilizados para encontrar la supernova en M 82
Foto: UCL MAPS / O. Ujier
 

No hubo informes en línea de los descubrimientos anteriores de este objeto, por lo que parecía claro que se trataba de una nueva fuente transitoria, como una supernova. Es importante actuar rápidamente para alertar a los astrónomos de todo el mundo para confirmar el descubrimiento, y lo más importante, para obtener un espectro - que confirmar si se trataba de una supernova, en lugar de algún otro fenómeno, como un asteroide que pasó a estar en frente de la galaxia.

Fossey preparó un informe para la Oficina Central de la Unión Astronómica Internacional para los telegramas astronómicos, la organización que cataloga las supernovas. También alertó a una búsqueda supernova sede en Estados Unidos, el equipo de personas que tienen acceso a las instalaciones espectroscópicas.

Spectra recogidos por los astrónomos de otros observatorios de todo el mundo sugieren que se trata de una supernova de tipo Ia, causada por una estrella enana blanca tirando materia de una estrella vecina más grande, hasta que se vuelve inestable y explota.

Informe oficial de la UAI anoche (hora del Reino Unido, el día 22 de enero en los EE.UU.), confirma que Fossey fue el primero en informar de la nueva supernova, y da la supernova SN 2014J de la designación.

Las dos imágenes aquí muestran la galaxia del cigarro antes y durante el evento.Arriba, una imagen tomada el 10 de diciembre de 2013, y por debajo de la imagen tomada por los estudiantes, el 21 de enero de 2014. Un punto brillante de luz (con la etiqueta) es claramente visible, a pesar de que la exposición es más corto y el resto de la galaxia aparece más oscura.

La supernova es uno de los más cercanos a ser observado en las últimas décadas. Lo más cerca, de lejos, desde la invención del telescopio fue Supernova 1987A (el remanente de lo que fue hace poco estudiada por los astrónomos del UCL ) en febrero de 1987, que se encuentra a una distancia de 168 000 años luz. Este descubrimiento es más distante a unos 12 millones de años luz, casi lo mismo que el descubrimiento 1993 de una supernova en la cercana Messier 81.

Los estudiantes dijeron:

Ben Cooke: "Las posibilidades de encontrar algo nuevo en el cielo es astronómico, pero esto fue particularmente sorprendente ya que fue una de las primeras imágenes que había tomado en este telescopio. Mi plan de carrera había sido la de continuar mis estudios en astrofísica. Va a ser difícil superar nunca este, aunque! "

Chico Pollack: "Fue una experiencia surrealista y emocionante tomar imágenes del objeto no identificado como Steve corrió alrededor del observatorio verificando el resultado. Estoy muy contento de haber ayudado en el descubrimiento de la M 82 Supernova ".

Tom Wright: "En un minuto estamos comiendo pizza, entonces cinco minutos después, hemos ayudado a descubrir una supernova. Yo no lo podía creer. Esto me recuerda por qué me interesé por la astronomía en el primer lugar. "

Matt Wilde: "Para ser honestos, fue sólo una experiencia muy extraña. Estábamos esperando un rápido vistazo estándar a través del telescopio y la oportunidad de utilizar la cámara por primera vez antes de las nubes se movieron adentro, eso es todo.Cuando empezamos a buscar y Steve comenzó a recibir un poco más entusiasmado que ninguno de nosotros realmente podía creer lo que estaba pasando. No puedo esperar para volver en un telescopio la semana que viene ahora ".

Notas

  • Magnitudes de la supernova se midieron a partir de imágenes de descubrimiento en los filtros de I y V, obtenido en pobres condiciones del cielo, con referencia a la cercana estrella BD +70 587. La magnitud del objeto se estima que es: V = 11,7 (2014 ene 21.818), R = 10.5 (2014 ene 21.805). Esto es lo suficientemente brillante para ver con un telescopio de aficionado de buena calidad.

Enlaces relacionados

Imagen de alta resolución

Supernova en Messier 82

Celestron C14 telescopio en el Observatorio de la Universidad de Londres

Ciencia contacto

Dr. Steve Fossey 
UCL Física y Astronomía - Universidad de Londres Observatorio 
020 8238 8876 s.fossey @ ucl.ac.uk

Contactos para los medios

Oli Usher 
UCL Facultad de Ciencias Matemáticas y Físicas 
020 7679 7964 o.usher @ ucl.ac.uk

David Weston (de horas) 
Relaciones con los Medios de UCL 
07917 271 364 d.weston @ ucl.ac.uk

 

 

Un anticipo de los tesoros escondidos que ofrecen los sondeos

Imágenes de la Nebulosa de la Laguna obtenidas por el telescopio VST

22 de enero de 2014

 

VST, el Telescopio de Sondeo del VLT (VLT Survey Telescope) instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile, ha captado esta nueva imagen, rica en detalles, de la Nebulosa de la Laguna. Esta nube gigante de gas y polvo alberga jóvenes cúmulos estelares y en su interior se están creando nuevas estrellas jóvenes intensamente brillantes. Esta imagen es una pequeña parte de tan solo uno de los once sondeos públicos del cielo que se llevan a cabo actualmente con telescopios de ESO. Juntos, proporcionarán un vasto legado de datos públicos accesibles para toda la comunidad astronómica.

La Nebulosa de la Laguna es un intrigante objeto situado a unos 5.000 años luz de nosotros, en la constelación de Sagitario (El Arquero). También conocida como Messier 8, es una nube gigante de 100 años luz de tamaño, y en el interior de sus columnas de gas y polvo se están formando nuevas estrellas [1]. Esta nueva imagen de 16.000 píxeles de ancho es del telescopio VST (VLT Survey Telescope), uno de los dos telescopios dedicados a hacer sondeos del Observatorio Paranal de ESO, ubicado en el norte de Chile. Hay una versión con zoom de la imagen que permite explorar los numerosos recovecos y rendijas de este fascinante objeto.

El VST no apuntó hacia la Nebulosa de la Laguna deliberadamente, simplemente fue incluida como parte de un amplio sondeo de imágenes llamado VPHAS+ que cubrió una región mucho mayor de la Vía Láctea. VPHAS+ es tan solo uno de los tres sondeos de imágenes que utiliza luz visible con el VST. Estos se complementan con seis sondeos infrarrojos con el telescopio de sondeo VISTA.

Los sondeos abordan numerosas cuestiones importantes de la astronomía moderna. Esto incluye la naturaleza de la energía oscura; la búsqueda de cuásares brillantes en el universo temprano; sondear en la estructura de la Vía Láctea en busca de objetos inusuales y ocultos; estudiar en profundidad las vecinas Nubes de Magallanes; y muchos otros temas de estudio. La historia demuestra que los sondeos a menudo encuentran cosas inesperadas y estas sorpresas son fundamentales para el progreso de la investigación astronómica.

Además de los nueve sondeos a partir de imágenes hechos con VISTA y con VST hay también dos sondeos adicionales en progreso que utilizan otros telescopios de ESO. Uno, el Sondeo Gaia-ESO, utiliza el VLT (Very Large Telescope), en Paranal, para estudiar las propiedades de más de 100.000 estrellas en la Vía Láctea, y el otro (PESSTO) hace un seguimiento de objetos efímeros, como supernovas, utilizando el telescopio NTT (New Technology Telescope), en La Silla [2].

Algunos de estos sondeos comenzaron en 2010 y otros son más recientes, pero todos los datos se están haciendo públicos y son accesibles para los astrónomos de todo el mundo a través del archivo de ESO [3].

 

Pese a que aún están en progreso, los sondeos ya están permitiendo a los astrónomos hacer muchos descubrimientos. Algunos de esos nuevos resultados incluyen los nuevos cúmulos estelares encontrados en el sondeo VVV (eso1128eso1141); el mejor mapa de las partes centrales de la Vía Láctea elaborado hasta el momento (eso1242eso1339); una visión muy profunda de cielo en infrarrojo (eso1213); y, más recientemente, algunos de los cuásares más distantes descubiertos hasta el momento (del sondeo VISTA VIKING).

 

 

 

 

 15/01/2014

Investigadores españoles descubren el primer agujero negro orbitando alrededor de una estrella “peonza"

La revista Nature publica hoy el hallazgo de esta singular pareja cósmica

Click para ampliar imagen

 

Simulaciones para televisión e imágenes a alta resolución al final de la nota

 

La teoría predecía su existencia, pero nadie había sido capaz de encontrarlos hasta ahora. Utilizando los telescopios Liverpool y Mercator, del Observatorio de Roque de los Muchachos (isla de La Palma, Canarias), un equipo de investigadores de distintos centros españoles ha localizado el primer sistema binario formado por un agujero negro y una estrella “peonza” o de tipo Be. La revista Naturepublica hoy este descubrimiento.

Las estrellas Be son relativamente abundantes en el Universo. Sólo en nuestra galaxia se conocen más de 80 formando sistemas binarios junto con estrellas de neutrones. “Su particularidad es su elevada fuerza centrífuga: estas estrellas giran sobre sí mismas a una velocidad muy alta, cercana a su límite de rotura, como si fuesen peonzas cósmicas”, explica Jorge Casares, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la Universidad de La Laguna (ULL), uno de los descubridores del sistema y experto en agujeros negros de masa estelar (obtuvo la primera prueba sólida de su existencia en 1992). En el caso de esta estrella, conocida como MWC 656 y que se encuentra en la constelación de Lacerta (el Lagarto) a 8.500 años luz de la Tierra, su superficie gira a más de un millón de kilómetros por hora.

Comenzamos a estudiar la estrella a partir de 2010, cuando se detectó una emisión transitoria de rayos gamma que parecía provenir de la misma”, cuenta Marc Ribó, del Institut de Ciències del Cosmos de la Universitat de Barcelona (ICC/IEEC-UB). “No se observaron más emisiones gamma –añade- pero descubrimos que formaba parte de un sistema binario”.

Un análisis detallado de su espectro ha permitido ahora inferir las características de su acompañante: “Se trata de un cuerpo con una masa muy alta, entre 3,8 y 6,9 veces la masa solar. Un objeto así, que no es visible y con esa masa, sólo puede ser un agujero negro, ya que ninguna estrella de neutrones es estable por encima de tres masas solares”, afirma Ignasi Ribas, investigador del CSIC en el Instituto de Ciencias del Espacio (IEEC-CSIC).

El agujero negro orbita la estrella Be y se alimenta de la materia que ésta va perdiendo. “Su gran velocidad de rotación provoca que expulse materia a través de un disco ecuatorial; materia que es a su vez atraída por el agujero negro y forma en su caída otro disco, llamado disco de acreción. Estudiando la emisión de este disco hemos podido analizar el movimiento del agujero negro y deducir su masa”, comenta Ignacio Negueruela, investigador de la Universidad de Alicante (UA).

Los científicos creen que se trata de un miembro próximo de una población oculta de estrellas Be con agujeros negros: “Pensamos que estos sistemas son mucho más abundantes de lo esperado pero difíciles de detectar, ya que los agujeros negros se alimentan del gas expulsado por la estrella Be de forma silenciosa; es decir, sin emitir mucha radiación. Esperamos poder confirmar esto con la detección de otros sistemas en la Vía Láctea y en galaxias cercanas usando telescopios de mayor diámetro como el Gran Telescopio Canarias”, concluye Casares.

Junto a Jorge Casares, Ignacio Negueruela, Marc Ribó e Ignasi Ribas, han participado también en la investigación Josep M. Paredes, del Institut de Ciències del Cosmos de la Universitat de Barcelona (ICC/IEEC-UB), y Artemio Herrero y Sergio Simón, ambos científicos del IAC y la ULL.

Agujeros negros, un desafío continuo

La detección de agujeros negros representa un desafío desde que fueron intuidos por John Michell and Pierre Laplace en el siglo XVIII. Dado que no se ven -su gran fuerza gravitatoria impide que la luz escape de su interior- los telescopios no pueden detectarlos. Sin embargo, en determinados momentos, algunos agujeros negros pueden producir radiación de alta energía en su entorno, por lo que pueden localizarse con satélites de rayos X.  Es el caso de los agujeros negros activos, que están siendo alimentados por materia de un objeto cercano: si se detecta una emisión violenta de rayos X procedente de un lugar en el que no parece haber nada, es posible que allí se esconda un agujero negro.

Gracias a este método, en los últimos 50 años se han descubierto 55 candidatos a agujeros negros. De ellos, 17 cuentan con lo que los astrónomos llaman una “confirmación dinámica”: se ha localizado la estrella que lo alimenta y ello ha permitido medir la masa del objeto invisible en torno al que giran. Si la masa de este objeto es al menos tres veces superior a la masa del Sol se considera probado que se trata de un agujero negro.

El mayor problema lo presentan los agujeros negros durmientes, como el que los investigadores han localizado en torno a esta estrella tipo Be: “Su emisión de rayos X es casi inexistente, por lo que resulta muy difícil que capten nuestra atención”, reconoce Casares. De hecho, los investigadores creen que hay miles de sistemas binarios con agujeros negros distribuidos por la Vía Láctea, algunos también con estrellas compañeras de tipo Be.

J.Casares, I.Negueruela, M.Ribó, I.Ribas, J.M.Paredes, A.Herrero, S.Simón-Díaz. A Be-type star with a black-hole companion. Nature. DOI: 10.1038/nature12916

 

 

ALMA detecta supernova que actúa como fábrica de polvo cósmico

6 de enero de 2014

 

Nuevas e impactantes observaciones realizadas con el telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) captan, por primera vez, los restos de una supernova reciente en presencia de grandes cantidades de polvo cósmico formado hace poco tiempo atrás. Si una cantidad suficiente de este polvo lograra realizar la peligrosa transición hacia el espacio interestelar, podría explicar cómo muchas galaxias adquirieron su aspecto oscuro y polvoriento.

Las galaxias pueden contener enormes cantidades de polvo [1] y se cree que las supernovas son una de sus principales fuentes de producción, especialmente en el Universo primitivo. Pero la evidencia directa que demuestra la verdadera capacidad que tienen las supernovas de generar polvo ha sido muy escasa hasta el momento, y no da respuesta a los grandes volúmenes de polvo detectados en galaxias jóvenes y distantes. Sin embargo, observaciones realizadas con ALMA están cambiando este escenario.

"Hemos encontrado una masa de polvo de enormes proporciones concentrada en la parte central del material eyectado de una supernova relativamente joven y cercana", dijo Remy Indebetouw, astrónomo del Observatorio Radioastronómico Nacional de los Estados Unidos (NRAO) y de la Universidad de Virginia, ambos localizados en Charlottesville, Estados Unidos. "Esta es la primera vez que realmente hemos logrado obtener imágenes del lugar en donde se formó el polvo, lo que es de gran importancia para comprender la evolución de las galaxias".

Un equipo internacional de astrónomos usó ALMA para observar los brillantes remanentes de la Supernova 1987A [2], ubicada en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia enana que orbita la Vía Láctea a unos 160.000 años luz de la Tierra. La SN 1987A es la explosión más cercana alguna vez captada desde la observada por Johannes Kepler dentro de la Vía Láctea en 1604.

Los astrónomos predijeron que a medida que el gas se enfriara luego de la explosión, se formarían grandes cantidades de polvo una vez que los átomos de oxígeno, carbono y silicio se combinaran en las frías regiones centrales del remanente. No obstante, las primeras observaciones de la SN 1987A  con telescopios infrarrojos,  realizadas durante los primeros 500 días posteriores a la explosión, sólo detectaron una pequeña cantidad de polvo caliente.

Con la resolución y sensibilidad sin precedentes de ALMA, el equipo de investigación fue capaz de fotografiar el polvo frío, el que se encuentra en mayores proporciones y brilla intensamente en luz milimétrica y submilimétrica. Los astrónomos estiman que el remanente ahora contiene alrededor del 25 por ciento de la masa del Sol en polvo recién formado. Además, descubrieron que se habían generado importantes cantidades de monóxido de carbono y monóxido de silicio.

"La SN 1987A es un lugar especial, ya que no se ha mezclado con su entorno, es por esto que lo que observamos allí se generó allí", comenta Indebetouw. "Los nuevos resultados producidos por ALMA, los primeros de su clase, revelan un bloque  conformado por el remanente de la supernova colmado de material que simplemente no existía hace unas décadas"

Sin embargo, las supernovas no solo pueden crear sino también destruir las partículas de polvo.

Cuando la onda expansiva de la explosión inicial se propagó hacia el espacio, produjo anillos brillantes de material, como se pudo apreciar en observaciones anteriores realizadas con el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ ESA. Después de colisionar con esta capa de gas, expulsada por la estrella progenitora, una gigante roja, al acercarse al final de su vida, una parte de esta poderosa explosión cambió de dirección, devolviéndose hacia el centro del remanente. "En algún momento, esta onda de choque que viene de regreso colisionará con estos abultados cúmulos de polvo recién formado", indica Indebetouw. "Es probable que en ese punto alguna fracción del polvo sea desintegrado. Es difícil predecir exactamente cuánto, tal vez sólo un poco, posiblemente la mitad o dos tercios". Si una buena parte subsiste y logra alcanzar el espacio interestelar, podría explicar la abundante cantidad de polvo que los astrónomos detectan en el Universo primitivo.

"Las primeras galaxias contienen enormes cantidades de polvo y este  posee un rol fundamental en la evolución de las mismas",  dijo Mikako Matsuura de la Escuela Universitaria de Londres, Reino Unido. "Hoy sabemos que el polvo se puede generar de varias maneras, pero en los inicios del Universo la mayor parte debe haber provenido de las supernovas. Por fin tenemos una evidencia clara que avala esa teoría".

Notas

[1] El polvo cósmico está compuesto por partículas de silicato y grafito — minerales muy abundantes también en la Tierra. El hollín producido por una vela es muy similar al polvo cósmico de grafito, aunque el tamaño de las partículas en el hollín supera en diez veces, o incluso más, las dimensiones de las partículas cósmicas de grafito de tamaño regular.

[2] La luz de esta supernova llegó a la Tierra en el año 1987, como lo indica su nombre.

Información adicional

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre Europa, Norteamérica y Asia del Este en cooperación con la República de Chile. ALMA es financiado en Europa por la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral (ESO), en Norteamérica por la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. (NSF), en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y el Consejo Nacional de Ciencia de Taiwán (NSC), y en Asia del Este por los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales (NINS) de Japón en cooperación con la Academia Sinica (AS) en Taiwán. La construcción y las operaciones de ALMA a nombre de Europa se encuentran a cargo de ESO, a nombre de Norteamérica son responsabilidad del Observatorio Radio Astronómico Nacional (NRAO), operado por Associated Universities, Inc. (AUI), y a nombre de Asia del Este corresponden al Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ). El Observatorio ALMA (Joint ALMA Observatory, JAO) tiene como labor la unificación del proyecto, y es el responsable de la dirección general y la gestión de la construcción, así como de la puesta en marcha y las operaciones del observatorio.

Esta investigación fue presentada en el artículo "Dust Production and Particle Acceleration in Supernova 1987A Revealed with ALMA", escrito por R. Indebetouw y colaboradores, que aparecerá en la publicación científica Astrophysical Journal Letters. El equipo está compuesto por R. Indebetouw  (Observatorio Radioastronómico Nacional de los Estados Unidos (NRAO); Universidad de Virginia, Charlottesville, Estados Unidos),  M. Matsuura (Escuela Universitaria de Londres (UCL), Reino Unido); E. Dwek (Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA, Greenbelt,, Estados Unidos);  G. Zanardo (International Centre for Radio Astronomy Research, University of Western Australia, Crawley, Australia [ICRAR]), M.J. Barlow (UCL), M. Baes (Sterrenkundig Obst Gent, Gent, Bélgica), P. Bouchet (CEA-Saclay, Gif-sur-Yvette, Francia), D.N. Burrows (Universidad Estatal de Pensilvania, University Park, Estados Unidos), R. Chevalier (Universidad de Virginia, Charlottesville, Estados Unidos), G.C. Clayton (Universidad Estatal de Luisiana, Baton Rouge,Estados Unidos), C. Fransson (Universidad de Estocolmo, Suecia), B. Gaensler (Australian Research Council Centre of Excellence for All-sky Astrophysics [CAASTRO]; Sydney Institute for Astronomy, Universidad de Sídney, Australia), R. Kirshner (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, Cambridge, Estados Unidos), M.Lakicevic (Lennard-Jones Laboratories, Keele University, Reino Unido), K.S. Long (Space Telescope Science Institute, Baltimore, Estados Unidos [STScI]), P. Lundqvist (Universidad de Estocolmo, Suecia), I. Martí-Vidal (Universidad Tecnológica Chalmers, Observatorio Espacial de Onsala, Onsala, Suecia), J. Marcaide (Universidad de Valencia, Burjassot, España), R. McCray (Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos), M. Meixner (STScI; Universidad Johns Hopkins, Baltimore, Estados Unidos), C.-Y. Ng (Universidad de Hong Kong, Hong Kong), S. Park (Universidad de Texas en Arlington, Arlington, Estados Unidos), G. Sonneborn (STScI), L. Staveley-Smith (ICRAR; CAASTRO), C. Vlahakis (Observatorio ALMA / Observatorio Europeo Austral, Santiago, Chile) y J. van Loon (Lennard-Jones Laboratories, Keele University, Reino Unido).

ESO es la organización astronómica intergubernamental más importante en Europa y el observatorio astronómico en tierra más productivo en el mundo. Cuenta con el respaldo de 15 países: Austria, Bélgica, Brasil, República Checa, Dinamarca, Francia, Finlandia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. ESO lleva a cabo un ambicioso programa enfocado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones para la observación astronómica desde tierra, permitiendo así a los astrónomos realizar importantes descubrimientos científicos. ESO también juega un papel fundamental a la hora de promover y organizar la cooperación para la investigación en el campo de la astronomía. La organización dirige en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope (VLT), el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. El telescopio VISTA, que funciona en longitudes de onda infrarrojas, es el telescopio de rastreo más grande a nivel mundial y, por su parte, el VLT Survey Telescope (VST) es el telescopio de mayor tamaño diseñado para rastrear de manera exclusiva los cielos en luz visible. ESO es el socio Europeo de un revolucionario telescopio llamado ALMA, el proyecto astronómico de mayor envergadura en la actualidad. ESO se encuentra en proceso de planificación del European Extremely Large optical/near-infrared Telescope, el E-ELT, de 39 metros de diámetro, el que se transformará en "el ojo más grande del mundo para observar el cielo".

Enlaces

 

 

 

"Arranca la construcción de CARMENES, futuro espectrógrafo para el telescopio de 3.5m de Calar Alto"

Una comisión de expertos reunida en Granada ha aprobado el diseño final (FDR) del instrumento, lo que marca el comienzo de la fase de construcción. CARMENES (Calar Alto High-Resolution search for M dwarfs with Exoearths with Near-infrared and optical Échelle Spectrographs), que buscará planetas terrestres en torno a estrellas de baja masa desde el Observatorio de Calar Alto, verá su primera luz a finales de 2014.

 

 

 

 

 

Estrellas jóvenes pintando un espectacular paisaje estelar

Nov 2013

 

 

 

 

Astrónomos de ESO han captado la mejor imagen que se haya obtenido jamás de las extrañas nubes que rodean al cúmulo estelar NGC 3572. Esta nueva imagen muestra cómo esas nubes de gas y polvo han sido esculpidas por los vientos estelares que manan de esos grupos de jóvenes estrellas calientes, otorgándoles caprichosas formas de burbuja, arcos y extrañas figuras conocidas como trompas de elefante. Los cúmulos estelares más brillantes son mucho más pesados que el Sol y terminarán sus cortas vidas como explosiones de supernova.

La mayor parte de las estrellas no se forman solas, sino rodeadas de “hermanos y hermanas” que se crean más o menos al mismo tiempo a partir de una única nube de gas y polvo. NGC 3572, en la constelación austral de Carina (La quilla), es uno de esos cúmulos. Contiene muchas jóvenes estrellas calientes blanco-azuladas que brillan intensamente y generan potentes vientos estelares que tienden a dispersar gradualmente los restos de gas y polvo de sus alrededores. Las resplandecientes nubes de gas y los cúmulos estelares que les hacen compañía son los protagonistas de una nueva imagen obtenida por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile [1].

En la zona inferior de la imagen aún puede verse una gran parte de la nube molecular que dio lugar al nacimiento de estas estrellas jóvenes. La potente radiación procedente de sus llameantes hijas ha influido notablemente en la nube, ya que la radiación no solo la hace brillar con una tonalidad característica, sino que también las esculpe con formas sorprendentemente retorcidas, lo que incluye burbujas, arcos y oscuras columnas que los astrónomos denominan trompas de elefante [2].

Una de las extrañas formas captadas en esta imagen es la pequeña nebulosa en forma de anillo situada ligeramente encima del centro de la imagen. Los astrónomos aún no tienen muy claro el origen de esta curiosa forma. Probablemente se trate de un denso resto de la nube molecular que formó el cúmulo, tal vez una burbuja creada en torno a una estrella muy caliente y brillante. Pero algunos autores han considerado que puede ser algún tipo de nebulosa planetaria de forma peculiar — el remanente de una estrella moribunda [3].

Las estrellas que nacen dentro de un cúmulo pueden ser hermanas, pero no gemelas. Tienen casi la misma edad, pero difieren en tamaño, masa, temperatura y color. El transcurso de la vida de una estrella se determina principalmente por su masa, por lo que un cúmulo determinado contendrá estrellas en varias etapas de sus vidas, proporcionando a los astrónomos un laboratorio perfecto en el cual pueden estudiar  cómo evolucionan las estrellas [4].

Estos grupos de estrellas jóvenes permanecen unidos durante un tiempo relativamente corto, normalmente unas decenas o centenares de millones de años. Se dispersan gradualmente debido a interacciones gravitatorias, pero también debido a que las estrellas más masivas tienen vidas cortas, queman su combustible rápidamente y finalmente acaban sus vidas con violentas explosiones de supernova, contribuyendo así a la dispersión del gas remanente y de las estrellas del cúmulo.

Notas

[1] Los datos utilizados para crear esta imagen fueron obtenidos por un equipo liderado por el astrónomo de ESO Giacomo Beccari. Utilizaron la gran capacidad del instrumento Wide Field Imager para estudiar la física de los discos protoplanetarios de las jóvenes estrellas de NGC3572. Se sorprendieron al encontrar que este cúmulo contiene estrellas de más de diez millones de años que aún están, de manera inequívoca, sufriendo un proceso de  acreción de masa y, por tanto, aún deben estar rodeadas de discos. Esto prueba que la formación estelar en NGC3572 se ha desarrollado durante, al menos, 10–20 millones de años e implicaría que el proceso de formación planetaria podría evolucionar en escalas de tiempo mucho mayores de lo que se pensaba.

[2] Los ejemplos más famosos de este tipo de zonas con forma de “trompa de elefante” son los Pilares de la Creación, en la Nebulosa del Águila, los cuales fueron captados con exquisito detalle por el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA  (http://www.spacetelescope.org/images/opo9544a/).

[3] Cuando una estrella tipo Sol agota todo su combustible, expulsa sus capas exteriores al espacio circundante. Los restos de calor de la estrella continúan iluminando con fuerza este material, creando hermosas, pero breves, capas brillantes de gas ionizado y formando lo que se denomina nebulosas planetarias. Este nombre histórico está relacionado únicamente con la apariencia del objeto visto con un telescopio pequeño, no con una relación física real con un planeta.

[4] La vida de una estrella depende significativamente de cuánto pesa. Una estrella cincuenta veces más masiva que el Sol tendrá una vida de tan solo unos pocos millones de años, el Sol vivirá unos diez mil millones de años, mientras que las estrellas enanas rojas de baja masa pueden vivir billones de años — mucho más que la edad actual del universo.

 

 

 

 

19/11/2013

Slooh y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) celebran el décimo aniversario

de su colaboración y la renuevan hasta 2020

Los Observatorios de Canarias ofrecen un extraordinario potencial para la exploración científica  del Universo con  más de 20 telescopios profesionales  en pleno  funcionamiento. Gracias a la iniciativa  Slooh  con sus dos telescopios en el Observatorio del Teide los astrónomos aficionados de cualquier parte del mundo   pueden desarrollar sus propios programas de observación de manera directa (o vía Internet)

"En 2003 se buscó un observatorio de primera línea mundial para compartir las maravillas del universo con el público en general", dice Michael Paolucci, Director de Slooh. "El IAC demostró su visión de futuro  al reconocer la necesidad de colaboraciones público / privadas, tan en boga hoy en día, para avanzar en la exploración del espacio y la investigación científica y esperamos con interés el desarrollo de nuestra iniciativa para participar en  su importante trabajo y estimular el interés por la astronomía."

 Slooh y el IAC trabajan para ampliar su campo de colaboración y  que los astrónomos aficionados puedan  apoyar programas de investigación.  Slooh facilita la colaboración en la  comunidad de astrónomos amateur  y que éstos puedan contribuir  al descubrimiento científico. Con el apoyo del IAC,  Slooh ofrecerá en el futuro una mejor oportunidad  para  centrar sus esfuerzos en objetivos que sean importantes para la comunidad científica.

Acerca de Slooh

Desde 2003 Slooh ha conectado telescopios terrestres a Internet para el acceso del público en general. Los miembros SLOOH han obtenido 2,4 millones de fotos de más de 40.000 objetos celestes, y han participado en numerosos descubrimientos con las principales instituciones astronómicas. Los Observatorios automáticos de SLOOH producen imágenes celestiales en tiempo real para su difusión en Internet. La tecnología de Slooh está protegida por la patente 7,194,146 B2 que se adjudicó en 2006. El buque insignia de Slooh está situado en el Observatorio del Teide en las Islas Canarias, en colaboración con el IAC. Slooh también ha transmitido eventos celestes de observatorios colaboradores en Arizona, Japón, Hawái, Chipre y Dubái. También ha llevado a cabo transmisiones en vivo de SLOOH de asteroides, cometas, tránsitos, eclipses, etc.,  con comentarios por expertos en astronomía Bob Berman y Paul Cox y colaboran  con los principales medios de comunicación, tales como NBC, ABC, CNN, Fox News, National Geographic , Wired, The Weather Channel entre otros. Eventos celestiales en vivo de SLOOH han sido vistos más de mil millones de veces, lo más destacado de los cuales fue el 2011 eclipse lunar transmitido en directo en la página principal de Google. Slooh ha sido recientemente seleccionado por la NASA para presentar en su conferencia sobre el establecimiento de Colaboraciones Públicas / Privadas para implicar a los ciudadanos con inclinación científica en la detección de asteroides. En esta nueva etapa de  colaboración  Slooh  propiciará en el futuro la oportunidad para que los astrónomos aficionados, que así  lo deseen, puedan contribuir activamente en algunos proyectos de investigación del IAC.

Acerca del IAC

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) es un centro de investigación y desarrollo tecnológico de reconocido prestigio internacional, vinculado a los observatorios astrofísicos de Canarias: el Observatorio del Teide (Tenerife) y el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma). La actividad investigadora en el IAC abarca la mayoría de los campos de la astrofísica tanto teórica como observacional e instrumental. Las principales áreas de investigación son Cosmología y Astropartículas, Formación y evolución de galaxias, Física estelar e interestelar, Exoplanetas y sistema solar, y Física solar.

Además, el IAC cuenta con equipamiento avanzado y personal altamente cualificado que le capacitan para desarrollar gran parte de la tecnología requerida para llevar a cabo su actividad de investigación desde observatorios terrestres y en el espacio.  Prueba de ello es el Gran Telescopio Canarias de 10.4m de diámetro.

El IAC respalda la formación especializada de investigadores a través de una escuela de post-grado, y fomenta la comunicación y divulgación de la astronomía y astrofísica a través de su unidad de cultura científica.

 

 

 

 

 

Astronomy Picture of the Day

Discover the cosmos! Each day a different image or photograph of our fascinating universe is featured, along with a brief explanation written by a professional astronomer.

2013 November 15
See Explanation.  Clicking on the picture will download
the highest resolution version available.

The Flash Spectrum of the Sun
Image Credit & Copyright: Constantine Emmanouilidi

Explanation: In a flash, the visible spectrum of the Sun changed from absorption to emission on November 3rd, during the brief total phase of a solar eclipse. That fleeting moment is captured by telephoto lens and diffraction grating in this well-timed image from clearing skies over Gabon in equatorial Africa. With overwhelming light from the Sun's disk blocked by the Moon, the normally dominant absorption spectrum of the solar photosphere is hidden. What remains, spread by the diffraction grating into the spectrum of colors to the right of the eclipsed Sun, are individual eclipse images at each wavelength of light emitted by atoms along the thin arc of the solar chromosphere. The brightest images, or strongest chromospheric emission lines, are due to Hydrogen atoms that produce the red hydrogen alpha emission at the far right and blue hydrogen beta emission to the left. In between, the bright yellow emission image is caused by atoms of Helium, an element only first discovered in the flash spectrum of the Sun.

 

Tomorrow's picture: light-weekend
< | Archive | Index | Search | Calendar | RSS | Education | About APOD | Discuss | >

Authors & editors: Robert Nemiroff (MTU) & Jerry Bonnell (UMCP)
NASA Official: Phillip Newman Specific rights apply.
NASA Web Privacy Policy and Important Notices
A service of: ASD at NASA / GSFC
& Michigan Tech. U.

 

 

 

Actualidad del Cometa ISON

Actualización del comportamiento del cometa ISON a fecha 14/11/13:

En las últimas horas se ha detectado un fuerte aumento de la actividad en el cometa, doblándose los ritmos de producción de agua y CO2 procedentes del núcleo del cometa. El ISON ha aumentado de brillo y comienzan a observarse estructuras y eventos de desconexión en la cola del cometa.

 

LEER MAS....

Ir a la página del artículo

 

 

9/11/2013

 EL COMETA "ISON" SERA OBSERVABLE HACIA EL AMANECER

  

El cometa C/2012 ISON ha levantado gran interés entre aficionados y público general porque podría convertirse en un gran cometa visible a simple vista. Este cometa tiene una órbita rasante al Sol y, por su posición, su visibilidad será complicada. Además, tenemos la incertidumbre de que sobreviva o no a su paso por el perihelio.


Sin embargo, su tamaño es relativamente grande, unos 5 km, lo que nos asegura un cometa brillante aunque su espectacularidad estará limitada por la capacidad para desarrollar una cola larga y vistosa. Su observación será mejor tras el perihelio, en la primera quincena de diciembre, siendo los observadores del hemisferio septentrional los más favorecidos. Seguramente no sea el cometa del siglo, pero será un objeto destacable que bien merece una guía de observación y unas escapadas al campo.

 ... DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO

 

SOMYCE_guia_observacion_cometa_c2012s1_ISON.pdf
Download

 

 

 30/10/2013

La Semana de la Ciencia 2013 llega a Canarias

Del 3 al 23 de noviembre, los investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) acercarán la astronomía al público interesado a través de múltiples actividades, talleres y charlas en las islas de Tenerife y Gran Canaria

Aprender a fotografiar el universo o a manejar un telescopio, asistir en directo a un eclipse solar o formarse en cuestiones como los planetas extrasolares, los rayos cósmicos, los asteroides o las auroras boreales será posible a partir del próximo 3 de noviembre y hasta el 23, en las Ferias de I+D+i de Santa Cruz de Tenerife (Parque García Sanabria) y Las Palmas de Gran Canaria (Parque de Santa Catalina), en el marco de la celebración de la Semana de la Ciencia 2013.

La comunidad investigadora del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en colaboración con la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, y la Agrupación Astronómica de Gran Canaria, ha preparado para la ocasión un amplio abanico de actividades.

Entre ellas, destacan la retransmisión online en directo del próximo eclipse solar el domingo, 3 de noviembre, desde la Feria de la Ciencia en La Orotava (Tenerife). Un equipo de astrónomos e ingenieros de GLORIA (GLObal Robotic telescope Intelligent Array for e-sience/ Red Global de Telescopios Robóticos), proyecto europeo coordinado por el investigador del IAC Miquel Serra Ricart, viajará hasta el Lago Turkana, al norte de Kenia, para observar y retransmitir el eclipse total de Sol en directo y por Internet. En Canarias, el disco solar se ocultará alrededor de un 31%, mientras que en la Península lo hará sobre un 7% en el sur, y un 1% en el norte.

El 14 de noviembre los estudiantes de secundaria tendrán la oportunidad a su vez de visitar los telescopios profesionales del Observatorio del Teide, donde los investigadores y tecnólogos del IAC desarrollan su actividad habitual. La visita guiada incluirá también proyecciones audiovisuales y un taller para la observación del Sol.

Talleres: de la fotografía astronómica al 'sabor' de las estrellas

Daniel López, reconocido profesional de la fotografía astronómica y paisajística, llevará a cabo un taller de astrofotografía para dar “pistas” a toda aquella persona que quiera acercarse sobre cómo obtener imágenes del cielo, desde estrellas circumpolares hasta planetas o nebulosas.

Un grupo de astrónomos aficionados, por su parte, pondrá a disposición de todo el mundo sus telescopios para poder observar el Sol en directo, con sus manchas y fulguraciones.  Mientras, en un taller complementario, astrofísicos del IAC proyectarán el espectro del Sol, lo que dará pie a introducir conceptos de óptica y química.

Los más pequeños también podrán aprender algo de astronomía de la mano de  la divulgadora Alejandra Goded, quien llevará a cabo para el público infantil un viaje hacia las estrellas para ver de qué están hechas. En el taller, los niños y niñas podrán imaginarse el tacto de las estrellas, saborearlas, oír su sonido y disfrutar de su color.

Por último, en el taller ¿Te gusta mirar al cielo? un astrofísico del IAC informará a quien le interese acerca de las salidas profesionales de la astrofísica, qué requisitos formativos son necesarios y qué ofertas laborales tiene el IAC en la actualidad.

Ciclo de charlas 'Si quieres, te lo contamos'

Dentro del ciclo de conferencias Si quieres, te lo contamos, en esta nueva edición de la Semana de la Ciencia se abordarán los más diversos temas. Los astrofísicos del IAC hablarán para estudiantes y público general sobre si los asteroides constituyen una amenaza real para la Tierra, acerca de las expediciones astronómicas a Canarias desde el siglo XIX, sobre los rayos gamma, esos “misteriosos rayos cósmicos” que aportan información sobre los fenómenos más violentos del universo, la búsqueda de planetas y vida fuera del sistema solar, las auroras boreales y australes y sobre la tecnología puntera y la potente instrumentación que hace posible toda esta investigación. 

Más información sobre la hora y el lugar de las actividades, en el archivo adjunto.

 Enlace IAC

 

 23/10/2013   Planetas extrasolares: más allá del descubrimiento número 1000

 

Click para ampliar imagen

  Cuando se descubrió el primer planeta extrasolar orbitando una estrella en 1995, la comunidad astrofísica no podía sospechar que dos décadas después los estudios sobre exoplanetas constituirían uno de los pilares fundamentales de la astronomía moderna y que se habría superado el millar de planetas descubiertos, de acuerdo con los últimos datos de The Extrasolar Planets Encyclopaedia (exoplanet.eu). Con la excusa de haber alcanzado una cifra tan redonda en el número de planetas encontrados, os damos algunas claves sobre estos mundos lejanos fuera del sistema solar. Para ello contamos con las voces expertas de Hans Deeg y Roi Alonso, investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), pionero en la búsqueda de planetas extrasolares.

¿Qué es un exoplaneta o un planeta extrasolar?

 Leer más...
 

 

 20/10/2013

El IAC lanza un proyecto de observación solar para los centros y estudiantes de Secundaria.

El proyecto SolarLab cuenta con tres telescopios que itineran por centros de enseñanza de todas las Islas Canarias por periodos de una semana.

 

 

 

 

IR A: PROYECTO SOLAR LAB
 

Top

Asociación Española de Espectrografía Astronómica | aesesas@aesesas.com